NOVA Salud
Una solución al alcance de todos

Elimina la humedad: acabar con el moho favorece la salud

Una solución al alcance de muchos presupuestos que, más temprano que tarde debe pensarse para volver a disfrutar ambientes más saludables y cuidados.

Volver a disfrutar de los ambientes, eso que parece un sueño cuando el hogar está rodeado de humedad en sus paredes, que perjudica no solo desde lo estético porque las paredes se desgastan y manchan, mucho más desde lo saludable.

Y este ítem es fundamental, porque muchas veces las personas le prestan mucha más atención al diseño y la deco que a las estructuras, y eso incluye la calidad del aire que respiramos.

No tomar dimensión del daño que la humedad desproporcionada le provoca a la salud respiratoria y pulmonar, y a la contaminación es un tema a revertir cuando todavía se está a tiempo.

Esa acumulación excesiva en el interior de las construcciones provoca serios inconvenientes en este sistema clave del organismo, además de olores nocivos provocados por la presencia de hongos y alergias, asma y otras patologías que, a una persona con ciertos padecimientos de este tipo y hasta en niños, que son mucho más sensibles a factores ambientales, los pueden perjudicar y/o agravar el problema.

Algo que se traduce en tos continua, picazón de garganta, dolores de cabeza, mareos y resfríos permanentes.

Las placas antihumedad son el sistema actual que mejor entiende este drama y lo soluciona de manera natural sin recurrir a químicos para volver a habitar una vivienda sana, libre de mohos y ácaros.

No resulta antojadizo, la propia OMS advierte que el aire puro en casas particulares se reduce y contamina ampliamente cuando la humedad toma parte de ella, y esto sucede porque miles de microorganismos transitan y viven en ellas. Esto contamina y pone en peligro a millones de personas cada año que acumulan y acrecientan problemas de salud derivados por no acabar con las paredes húmedas.

Es entonces, cuando la composición porosa de estas placas es la ideal para absorber esa humedad reinante y disminuirla de forma progresiva al espacio, regulándolo. Es justo en su capa final, la que da al exterior, que más hermética se vuelve, lo que logra sortear que el vapor del aire pase y se quede fijo en el medio de la pared y el revestimiento, lo que tanto mal hace.

Una solución al alcance de muchos presupuestos que, más temprano que tarde debe pensarse para volver a disfrutar ambientes más saludables y cuidados. Después de todo, son muchas las horas que habitamos adentro.

Agradecemos a Silvina de Leplak – Placas de yeso antihumedad por brindarnos esta nota para nuestro portal

Lectores: 1138

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: