Versiones fidedignas
Apostillas políticas

Versiones fidedignas: Un comisario político para Alberto Fernández

Detrás de la puerta se pueden escuchar versiones de todo tipo. (Dibujo: Fernando Rocchia, de NOVA)

Los manuales advierten que en materia política "no se hace lo que verdaderamente se piensa, ni realmente se piensa lo que se dijo". Por eso, los rumores y murmullos son tan importantes como los "textuales" de cada día...

Le dicen “El Loco”

A pocos les sorprende enterarse que los empleados del ministerio de Seguridad de la provincia de Buenos Aires a pocos días de asumir apodaron “el loco” al titular de esa cartera, Sergio Berni, con un estilo mucho más frontal que el que había exhibido su antecesor en el cargo, el actual diputado nacional macrista Cristian Ritondo, que prefirió mantenerse aislado y casi son contacto con los empleados y funcionarios policiales.

A diferencia de eso, Berni exhibe lo que para algunos es una exagerada y quizá demasiado forzada empatía con el personal, frente al que se muestra con extrañas rutinas que le hicieron ganarse su apodo y que incluyen varias siestas a lo largo del día, los viajes nocturnos en un colectivo especialmente equipado y por supuesto su particular histrionismo al frente de las cámaras.

Sobre los viajes nocturnos en colectivo en lugar del uso de aviones y helicópteros, el funcionario dio en más de una oportunidad una explicación que tiene que ver con la logística de los traslados hacia determinadas zonas de la provincia, a las cuales asegura que llega más rápido si sale inmediatamente en ese transporte terrestre, que si programa un aéreo, que además puede estar sujeto a cambios que se escapan de su control, pero la rutina de varias siestas al día es un dato poco conocido.

Según comentan los trabajadores del ministerio, “El loco” duerme entre 15 y 30 cada dos o tres horas, siempre que las circunstancias se lo permitan, y eso le permitiría prescindir del descanso nocturno cuando debe supervisar la realización de algún operativo o por cuestiones de gestión debe permanecer en la oficina hasta horas de la madrugada. “No sabemos cómo hace, en segundos se queda dormido y se despierta en un rato como si nada”, afirman en el ministerio, todavía asombrados por las costumbres del sucesor de Ritondo.

Comisario político y algo más

El titular de la cartera de Seguridad se referencia solo y únicamente en la vicepresidenta Cristina Kirchner, a la que llama “mi conductora” ante todo el que lo quiera escuchar, por eso llama la atención que la mayor resistencia interna a su figura provenga precisamente de un parte del cristinismo de paladar negro, sobre todo de los sectores progresistas más alejados del peronismo, que ven en Berni apenas a una versión remozada de Patricia Bullrich.

La realidad es que “El loco” tiene una función política bien clara que es marcarle la cancha a Alberto Fernández en el área en un área en la que el presidente designó a funcionarios propios y no le dejó demasiada injerencia al kircherismo, como es Seguridad, dónde ubicó a Sabina Frederic, y Justicia, a cargo de su histórica asesora en esa materia, Marcela Losardo.

El control territorial del Conurbano es central para el debate nacional sobre la inseguridad y los permanentes reclamos de Berni en ese sentido tienen que ver con la estrategia de cargar las tintas sobre el gobierno nacional, descomprimir la presión sobre el gobernador “cristinista” Axel Kicillof, y por supuesto aprovechar el proceso para posicionarse él mismo como candidateable bonaerense y a su esposa y senadora, Agustina Propato, como futura intendenta de Zárate.

Quizá sea reveladora en ese sentido la charla que en ministro mantuvo hace unos días con el pseudo periodista y operador político Baby Etchecopar, que se desvivió en elogios hacia su persona, mientras insitía en sus críticas contra el kirchnerismo en general y contra Cristina en Particular.

Como nunca antes el funcionario bonaerense, famoso por no quedarse callado ante los periodistas, esta vez simplemente dejó hacer y solo atino a explicar que “formo parte de una espacio diverso, en el que hay diferencias”.

Por lo pronto, eso es todo, queridos lectores…

Lectores: 503

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: