Interior del país
Emergencia sanitaria

El caradura de Capitanich defiende lo indefendible: "Las muertes en Chaco hubieran sido 1.376, no 59"

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, durante la presentación del Programa de Seguimiento de Emergencia Sanitaria.
Del encuentro participaron actores de todos los sectores políticos.
Del encuentro participaron actores de todos los sectores políticos.

El gobernador de Chaco, Jorge Capitanich, encabezó la presentación del Programa de Seguimiento de Emergencia Sanitaria, del que participaron actores de todos los sectores, incluso diputados de la oposición que piden la renuncia de la ministra de Salud, Paola Benítez.

“Decidimos en el marco de la Comisión de Seguimiento de la Emergencia Sanitaria la constitución de un comité de evaluación de cuatro indicadores (tasa de contagio, duplicación de casos, R0 y método BID de etapas de propagación) para lograr una cuarentena administrada, obligatoria, fiscalizada e inteligente”, dijo refiriéndose a cómo planifica seguir la lucha contra el Covid-19 que en esa provincia se llevó la vida de 59 personas y hay 930 contagiados.

Al respecto, sostuvo que “considerando la propuesta de los diputados de diferentes bloques decidimos organizar un sistema de seguimiento del sistema de testeos, de participación de comisiones vecinales para el control del aislamiento y la regulación programada de ingresos en los controles fronterizos”.

En ese marco, brindó un panorama actual de la pandemia en la provincia y defendió las medidas que se tomaron, planteando un escenario contrafáctico donde mostró los números que registraría la provincia si no se hubieran tomado las medidas de cuarentena dispuestas.

“Acá tuvimos casos importados que generaron contactos estrechos y esos contactos estrechos generaron un mecanismo de contagio desde el punto de vista comunitario”, señaló al referirse a cómo fue la línea de propagación del virus en la provincia.

Según el gobernador “uno se puede comparar con otras provincias, con otros países, con otras ciudades, pero lo más importante es hacer un método contrafáctico. Este método contrafáctico implica ver qué hubiese ocurrido con R0 de 1,5 por ciento”, precisó.

Ese índice mide la propagación de casos de una epidemia sin ningún tipo de medidas, y según el análisis del gobernador para el caso de Covid-19 se estima un R0 de 2,5 por ciento. “Nosotros tomamos una tasa del 1,5 por ciento a partir de la proyección de marzo hasta ahora”, detalló. Al hacer referencia a esto dijo que Chaco presenta un 0,94 por ciento.

Siguiendo esta línea, aseguró que “si no hubiésemos hecho nada tendríamos 20.972 casos y no tenemos ni siquiera mil”, y agregó: “Las muertes por letalidad hubiesen sido 1.376, no 59. Y las muertes por colapso, por falta de camas, hubiesen sido 2.112”.

Tal como lo hace en todas las conferencias, dijo que “fuimos la primera provincia argentina que tomó la decisión de cuarentena obligatoria el 17 de marzo” y remarcó que en el Chaco hay a una propagación desacelerada de los casos de Covid. “En los últimos 27 días hubo un promedio de 21 casos por día; y de ese total de días, los últimos siete, registran un promedio de 20 casos diarios”.

Lectores: 863

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: