Provincia de Buenos Aires
Cuarentena estricta

Ensenada: tras los 39 casos positivos y 50 sospechosos, aislaron una parte del barrio José Luis Cabezas

El despliegue de los móviles policiales y los camiones de desinfección a la altura de 122 y 53 generaba la atención de los automovilistas. (Foto: NOVA)
Pasadas las 20 horas, en el ingreso de calle 122 y 53 quedó un móvil policial con la orden de tener un mayor control sobre las personas que entran y salen del barrio. (Foto: NOVA)
Un helicóptero monitoreó la zona. (Foto: NOVA)

Tal como lo venía anunciando NOVA, finalmente, se cerró una parte del barrio José Luis Cabezas en el partido bonaerense de Ensenada. La drástica pero necesaria decisión fue recomendada por las autoridades del Ministerio de Salud de la provincia y anunciada por el intendente Mario Secco, esto luego que se confirmaran 39 casos positivos de Covid-19 y cerca de 50 sospechosos.

La medida venía estudiándose desde la mañana de este miércoles 3 de junio, cuando empezó el megaoperativo de abordaje epidemiológico y de desinfección articulado entre los municipios de Ensenada y Berisso, y los ministerios de Salud y Desarrollo de la Comunidad de la provincia de Buenos Aires.

El despliegue de los móviles policiales y los camiones de desinfección a la altura de 122 y 53 generaba la atención de los automovilistas. A la entrada del barrio se formó una columna de efectivos que controlaban el ingreso y la salida de manera estricta. Los vecinos que entraban y salían debían presentar su DNI y justificar los motivos de su traslado.

A lo lejos se veía a los vecinos parados en las puertas de sus casas o asomando sus cabezas por las ventanas, miraban atentos como el camión de desinfección mojaba la tierra de la angosta y zigzagueante calle de entrada. Los efectivos iban y venían con mirada escudriñadora. En varios momentos del día un helicóptero de la policía sobrevoló la manzana.

Al pasar la tarde y teniendo detectados los casos positivos, se optó por focalizar el cierre de una parte muy reducida del barrio que está detrás de las vías del tren. “Son 220 personas, 52 familias aproximadamente”, indicó Secco, acompañado por su par de Berisso Fabián Cagliardi. Muy compungido, el ensenadense justificó la decisión en que “tenemos 39 casos positivos y no queremos que se nos complique”.

El resto del barrio tendrá libre circulación, porque no hay ningún caso positivo, pero se mantendrá una guardia para que se cumpla la cuarentena y redoblarán la asistencia social porque “no queremos que sea un detonante. Estamos trabajando muy fuerte, asistiendo todos los días”, remarcó Secco.

La situación epidemiológica del barrio y la preocupación en que el brote siga avanzando, llegó a Casa de Gobierno que ordenó un seguimiento del barrio. Por eso, en horas de la mañana estuvieron en el lugar los ministros de Desarrollo de la Comunidad, Andrés ‘Cuervo’ Larroque; de Salud, Daniel Gollan y de Seguridad, Sergio Berni.

Cabe mencionar que el primer caso en el barrio se conoció el viernes 29 de mayo, lo que alertó a los vecinos que inmediatamente llamaron a las autoridades y pidieron que se intervenga en el barrio que limita con Berisso y La Plata, donde, además, tienen dificultades con el agua.

Una vecina del barrio que se comunicó con este medio contó que el primer caso se inició con un adulto mayor que ya está internado. Asimismo, se mostró conforme con la actuación de las autoridades, porque durante los primeros días “la gente no tomaba conciencia, y estos días ya no están caminando tanto”.

La ayuda se nota porque este miércoles atendieron el caso de una persona trans que se había quedado en situación de calle, quien fue asistida rápidamente con una casilla traída por Desarrollo y armada en unas horas por los mismos vecinos, para que esta noche tenga donde dormir.

Además, se informó que una parte de las personas que dieron positivo fueron trasladados al hospital de Berisso y de Ensenada. “Los casos que no están comprometidos y se quieren quedar en sus viviendas, se quedaron ahí”, pero tendrán un seguimiento riguroso acompañado por las autoridades sanitarias.

Finalmente, pasadas las 20 horas, en el ingreso de calle 122 y 53 quedó un móvil policial con la orden de tener un mayor control sobre las personas que entran y salen del barrio donde viven alrededor de 1200 personas.

Lectores: 476

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: