Economía y Empresas
Los estragos de la cuarentena

Casi 500 gimnasios han quebrado en el país

En algunas ciudades del país ya están reabriendo de forma paulatina, la situación es bastante compleja.

El inicio de la cuarentena y la consiguiente paralización de las actividades deportivas y de ejercitación han ocasionado serios problemas en los gimnasios de todo el país, muchos de los cuales se vieron obligados a cerrar de manera definitiva. Aunque en algunas ciudades del país ya están reabriendo de forma paulatina, la situación es bastante compleja.

De acuerdo con una encuesta de Mercado Fitness, un 3 porciento de los gimnasios aseguró haber decidido un cierre permanente en abril, en tanto que otro 2 porciento señaló que acababa de cerrar su negocio o estaba a punto de hacerlo a finales de mayo. Con esa información, se estima que, de los 8.000 gimnasios que existe en el país, 240 cerraron en abril y otros 160 en mayo.

La situación empeora conforme pasan los días y la última encuesta señala que el 20 porciento de gimnasios habrá cerrado a final de junio si no se les permite reabrir sus puertas. Ello significa la desaparición de otros 1.600 locales en un periodo muy corto. Además, entre marzo y junio la proyección apunta a que habrá 2.000 gimnasios menos, lo que representa una cuarta parte de la cantidad total.

Los cierres también tendrán un fuerte impacto desde el punto de vista laboral. Se estima que con estas medidas se verán afectadas unas 80.000 personas que mantienen una relación de dependencia y laboran en el rubro.

Para afrontar esta coyuntura, muchos centros de ejercitación física tuvieron que cerrar de forma definitiva, en tanto que otros decidieron generar ingresos con las herramientas que tenían a su alcance, en pos de recuperar la clientela, la que aún buscaba mantenerse en forma.

De este modo, algunos establecimientos han incursionado en el alquiler de bicicletas y han brindado clases de funcional por Zoom. Otros han decidido vender kits básicos y herramientas para realizar actividad física vía online. A raíz del confinamiento, los amantes del gimnasio optaron por comprar máquinas y accesorios para entrenar en casa.

Esta situación cobró aún más fuerza en países como España, donde la cuarentena impulsó la demanda de máquinas de una forma sorprendente. Se estima que la máquina elíptica incrementó 218 % sus ventas en España, mientras que los rodillos crecieron hasta en 508 porciento. De igual forma, la demanda de bandas elásticas y utensilios para yoga se disparó un 500 porciento.

Por otra parte, algunos gimnasios han dado un cambio completo de giro. Tenemos el caso del gimnasio Decathlon, el cual fue noticia cuando su dueño decidió transformarlo en una pizzería. Finalmente, están aquellos que están esperando la autorización municipal y del gobierno para reabrir sus puertas, siempre y cuando se garanticen las condiciones sanitarias necesarias.

Aunque algunas ciudades han reabierto gran parte de los negocios, aún hay muchas empresas cuyo funcionamiento es todavía incierto.

Lectores: 989

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: