Interior del país
Problema en puerta

No te salva nadie: en Córdoba dos gendarmes alcoholizados quedaron detenidos

Estaban alcoholizados en el vehículo.

Con un control de tránsito de por medio, dos gendarmes que andaban en un vehículo -por la ruta Nacional 9 en el kilómetro 740, Sinsacate- tuvieron que pasar por el control por que circulaba con las luces bajas.

Allí, el comisario Carlos Barrionuevo informó que el vehículo era conducido por un hombre de 27 -domiciliado en Colonia Caroya- y acompañado por uno de 23 -domiciliado Jesús María-.

Se les avisó de la infracción por la ley de tránsito y al pedirles la documentación, el que conducía contesto que no iba a entregar nada “porque no tenía ganas de hacerlo”.

Se reconoció que ambos estaban con una fuerte “halitosis alcohólica” por lo que se le indicó que estacione el vehículo sobre la banquina sin embargo aceleró el rodado tratando de fugarse golpeando a un oficial, frenando 150 metros más adelante.

“No me voy a bajar porque soy personal de Gendarmería y me la aguanto", dijo y al bajar, el conductor golpeó a un efectivo con una trompada en el tórax, una patada en la pierna y cuando se le realizó el palpado gritó a viva voz: "Te voy hacer perder cana provinciano" y salió corriendo, pero fue alcanzado y detenido.

El acompañante se identificó también como gendarme mientras profería insultos y realizaba ademanes contra el personal. Interviene la Fiscalía de Instrucción Fiscalía de instrucción de Jesús María, a cargo de la doctora María Cejas.

Lectores: 2667

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: