Interior del país
Procesos poco claros

Escándalo judicial en Córdoba: denuncian armado de causas y encarcelamiento de inocentes en Río Cuarto

El pedido de nulidad de una causa realizado por el fiscal general de Córdoba, y la primera página del hábeas corpus presentado por Rosales. (Foto: NOVA)
El documento presentado por Rosales. (Foto: NOVA)
El documento presentado por Rosales. (Foto: NOVA)
El documento presentado por Rosales. (Foto: NOVA)
El documento presentado por Rosales. (Foto: NOVA)

Un escándalo judicial se está desatando en la provincia de Córdoba, por las maniobras poco claras que realiza el Juzgado de Río Cuarto.

Resulta ser que allí se armarían causas penales por narcotráfico involucrando a inocentes, copiando y pegando los fundamentos de otros procesos judiciales.

Según pudo saber NOVA, el modus operandi del fiscal de esa ciudad lleva años y las víctimas son varias. Los malos manejos del funcionario judicial hicieron cansar al fiscal general de Córdoba, que pidió desmontar estas maniobras y pidió un apercibimiento para el su colega de Río Cuarto, pero esto genera una disyuntiva: con una sanción, se echaría para atrás una gran cantidad de procesos judiciales.

Uno de los casos es el de Roberto Rosales, que presentó un hábeas corpus contra ese Juzgado luego de ser condenado 4 veces, acusado de formar parte de una banda de narcotraficantes, dedicada al transporte, almacenamiento y distribución de estupefacientes.

"Vengo cayendo desde el 2000", contó angustiado Rosales, que mencionó que sus penas suman los 17 y años y cuatro meses. "Es decir que de los últimos 20 años, solo estuve tres en las calles", agregó con desazón.

El damnificado aseguró que no es la única víctima de este perverso sistema judicial montado en Río Cuarto, al tiempo que comentó cómo es que fue vinculado en una banda narco junto con otras quince personas: "Le vendí un auto a una persona que tenían en seguimiento; jamás participé (de una asociación ilícita), me dedico a comprar y vender autos usados, saco mi comisión de ahí".

En esa línea Rosales continuó explayándose: "Vendí un auto a nombre de mi mujer a otra persona, y con eso me involucran", aseguró. Según su relato, para acusarlo (y posteriormente condenarlo), utilizaron escuchas de la venta del rodado y tergiversaron sus dichos.

"No tenemos teléfonos ni drogas secuestradas", le dijo Rosales a NOVA, al tiempo que denunció que desde el Juzgado de Río Cuarto "han armado montón de causas con los mismos fundamentos de otra causa. Así se manejan, con los mismos fundamentos".

Al respecto, Roberto comentó que el fiscal general de Córdoba, Maximiliano Hairabedián se cansó del accionar y pidió una sanción a su par de Río Cuarto, pero advirtió que "si le dan la razón al fiscal hay que volver para atrás todas las causas". Es por ello que apela a la difusión de su caso para que autoridades nacionales para que intervengan.

En una resolución a la que accedió NOVA, Hairabedián insta al máximo tribunal de justicia cordobés a anular procesos judiciales llevados a cabo en Río Cuarto por no haber realizado "una relación clara, precisa y circunstanciada de los hechos conforme lo exige el artículo 347 del Código Procesal Penal de la Nación".

Por su parte, el hábeas corpus presentado por Rosales detalla minuciosamente las irregularidades de la causa y la consecuente condena que recayó injustamente sobre él.

Lectores: 1129

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: