Opinión
Economía y pandemia

La Argentina es campeona mundial en default y cuarentena

El periodista Pablo Dócimo.

Por Pablo Dócimo, publicado en Tribuna de Periodistas

En una de sus últimas declaraciones, en una entrevista con A24, el gobernador de la Provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, aseguró que “una idea mal ejecutada puede generar una catástrofe”. Y sí, claro que una idea mal ejecutada puede causar grandes problemas, y en honor a la verdad, precisamente él tiene que saberlo muy bien ya que tiene una vasta experiencia en "ideas mal ejecutadas".

Solo alcanza con remitirnos a cuando fue ministro de Economía de Cristina y repasar los resultados de algunas de sus ideas, como el cepo al dólar y las expropiaciones de YPF y Aerolíneas Argentinas. Desastres que todavía estamos pagando, pero que según sus propias palabras, aseguró: "Quédense todos tranquilos, esto está estudiado en profundidad". Una frase tan ridícula como "el que depositó dólares recibirá dólares" de Duhalde o "vamos a tomar el toro por las astas. Vamos a hablar de la deuda externa. El Estado argentino suspenderá el pago de la deuda externa", de Rodríguez Saá.

Y como siempre, el peronismo vuelve a sus fuentes, e inexorablemente vuelve a repetir sus propios errores como si fuesen designios bíblicos o, para decirlo de manera más terrenal, de manual.

Hasta ahora la administración de Alberto Fernández no ha logrado recuperar el crédito. El primer paso era evitar el default, pero en términos legales la Argentina entra a partir del 22 de mayo en default selectivo. Sin embargo, por una decisión estrictamente política, una vez más entraremos en la lista negra, y decir que es anecdótico, como sugieren desde el oficialismo, es muy grave. Esto era un contrato que el Estado firmó con un acreedor y que no se haya cumplido no es menor.

Por otro lado, claramente podemos apreciar la vinculación cada vez más estrecha entre la pandemia y la política, tanto que la pandemia se politizó a tal punto que se convirtió en el eje de la política pública.

Cuando asumió Alberto Fernández, el gobierno no tenía programa económico, y todo estaba sujeto a la deuda, -que no vamos a pagar- pero ahora la agenda está atada a la pandemia.

Si bien sería un enorme costo político levantar o flexibilizar la cuarentena y que la curva de infectados y muertes se desborde, prefieren elegir pagar el costo político por el desastre económico, y parecería ser que se están enamorando de esta especie de chavización de la sociedad, como si esto les hubiese caído como anillo al dedo.

No por casualidad, apareció la diputada Fernanda Vallejos impulsando una idea típicamente chavista de intervenir las empresas que hayan recibido ayuda estatal, y todos sabemos que ningún miembro del kirchnerismo abre la boca sin el visto bueno o la sugerencia de quien realmente maneja los destinos del país, Cristina Fernández.

“Una idea mal ejecutada puede generar una catástrofe”, dijo Kicillof, y tiene razón, la idea de entrar en default y de tratar de apoderarse de empresas privadas son dos ideas que en cualquier momento generarán un desastre, y van de la mano. Solo falta que alguien diga por cadena nacional: "Quédense todos tranquilos, esto está estudiado en profundidad".

Lectores: 425

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: