Preguntas, sólo preguntas
Las dudas de NOVA

Preguntas, solo preguntas: ¿Qué pasa con la gestión bonaerense y con las paritarias?

El Acertijo de NOVA (Dibujo de Fernando Rocchia)

Dudas y más dudas carcomen a diario el cerebro de los argentinos. Los avatares circunstanciales hacen que las tomas cotidianas de decisiones se deban más a cuestiones netamente coyunturales que a conclusiones derivadas de análisis profundos. Situaciones personales escabrosas, conflictos monetarios, pujas por el poder. ¿Cuáles serán las pregunta claves de hoy...?

La gestión bonaerense paralizada por la pandemia

La llegada del coronavirus sin dudas que cambió el eje de la discusión no solo en términos políticos sino también de gestión en todo el territorio nacional y especialmente en la provincia de Buenos Aires, dónde el gobierno de Axel Kicillof ni siquiera se había puesto en marcha, por lo que el parate generalizado amenaza con poner en crisis algunas de las estructuras ministeriales.

La situación golpea con fuerza en la cartera de Infraestructura y en la de Desarrollo Social, por el freno a los nombramientos y las designaciones y el retraso en el pago de los sueldos de algunos nuevos funcionarios y contratados.

¿Será verdad que decenas de integrantes de los nuevos equipos de esos ministerios ya amenazaron con renunciar si no se soluciona su situación a la brevedad?

Las negociaciones paritarias gozan de buena salud

En algunas áreas el ejecutivo de la provincia se quiere mostrar activo y mantener el coronavirus al margen, por ejemplo en el ámbito de la negociación paritaria que llevaba adelante con la mayoría de los gremios cuando se declaró la pandemia y que en principio quedó trunca debido a las medidas de cuarentena y aislamiento social dispuestas por el gobierno nacional.

Sin embargo a través de una resolución de la ministra de Trabajo, Mara Ruiz Malec, el ejecutivo le dará continuidad a las negociaciones colectivas, a pesar del coronavirus y sobre todo a pesar de los pedidos de excepción que vienen realizando desde el sector salud para cubrir las necesidades de la emergencia y paliar la grave situación que arrastran los hospitales públicos.

El objetivo del gobierno es presionar a los gremios en medio del caos por la cuarentena, para cerrar cuanto antes las negociaciones o, en el peor de los casos, culpar a la dirigencia por no alcanzar un acuerdo necesario para avanzar con el tratamiento de políticas sanitarias conjuntas entre todas las áreas.

¿Aceptarán los dirigentes de los gremios del Estado mantener las negociaciones bajo estas condiciones, sabiendo que la situación fortalece la posición del gobierno?

Para terminar una pregunta que carcome el cerebro de los grandez pensadores desde que existe la medicina: Si el trabajo es salud, ¿Por qué no trabajan los enfermos?

Lectores: 146

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: