Panorama Político Nacional
Se repite la ecuación, 12 años después

Con un tractorazo, el campo marca la cancha

El campo sacó los tractores a la ruta para meterle presión al gobierno. (Dibujo: NOVA)

El gobierno anunció finalmente un incremento en las retenciones, algo que se preveía desde hace varias semanas pero que no se había confirmado oficialmente. La respuesta inmediata de los productores rurales, que no esperaron demasiado para manifestar su descontento con la decisión, fue subirse a los tractores e iniciar una medida de fuerza.

Más allá de las cuestiones técnicas y económicas de lo que será la variación en cuanto a lo que cada uno deberá abonar por la exportación de la soja, el paro tiene un tubillo a una medida netamente ideológica con un fin concreto: marcarle la cancha a Alberto Fernández. Lo político juega un rol fundamental y es la clave para comprender el trasfondo de la cuestión.

En líneas generales, la mayoría de los productores no se verá afectado por la actualización de las retenciones y quienes más deberán abonar son justamente quienes más porciones del terreno tengan. Es decir que, aquellos que cuenten con más hectáreas para la producción son quienes pagarán, a pesar de que en términos nominales la variación es de apenas el 3 por ciento.

Desde el gobierno se mantienen firmes en su posición y fue el propio ministro de Agroindustria, Luis Basterra, quien negó la posibilidad de volver a sentarse con la Mesa de Enlacen para renegociar los términos. Incluso el senador kirchernista Oscar Parrilli fue tajante en sus declaraciones y remarcó que “El campo es el responsable de la crisis y estamos orgullosos de que nos ataquen”.

A su vez, el conflicto generó una grieta interna dentro del sector del agro. Uno de los que se expidió al respecto fue Eduardo Buzzi, el ex presidente de la Federación Agraria Argentina, quien consideró como “lamentable” la medida y en esa misma línea le hizo un guiño al presidente al declarar que “Alberto busca conciliar y le responden con esta protesta. Hay algunos productores que tienen vocación opositora”.

Por lo pronto, además de la realización del tractorazo y los cortes de ruta en varios puntos del país, entre el lunes y jueves de la semana que viene habrá un cese de comercialización de granos y hacienda. En este escenario, se vislumbra que el conflicto continuará y asomarán meses duros para el gobierno, recordando la pelea que se inició el año 2008 por la famosa 125, aunque 12 años después.

Sin privilegio para los privilegiados

Tras la media sanción que obtuvo en la Cámara de Diputados, en proyecto para eliminar las jubilaciones de privilegios en jueces, fiscales, magistrados y diplomáticos comenzó con su tratamiento en el Senado. Sin mediar demasiados inconvenientes alcanzó el estado parlamentario y obtuvo dictamen favorable.

De esta manera, se confirmó que la semana próxima se debatirá en el recinto, sesión en que la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner tendrá un rol fundamental. En este sentido, el Frente de Todos logró acelerar los tiempos y en el plenario de comisiones de Trabajo y Previsión, y de Presupuesto, recibió al ministro de Trabajo, Claudio Moroni; al secretario de Seguridad Social, Luis Bulit Goñi; y al director ejecutivo de la Anses, Alejandro Vanoli.

Pronto se logró alcanzar un acuerdo y todo parece indicar que el proyecto enviado por el Poder Ejecutivo será tratado el próximo jueves. La oposición aglutinada en Juntos por el Cambio no podría demasiados reparos en su aprobación, aunque se espera que propongan una cláusula que busca evitar el éxodo de los jueces y las masivas renuncias.

Lectores: 1735

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: