NOVA Salud
Una extraña pregunta

¿Por qué los resfriados de las mujeres con pechos grandes duran más?

Los biólogos de la Universidad Adam Mickiewicz encuentran una correlación entre el tamaño de los senos y la duración de las infecciones respiratorias y el uso de antibióticos.

¿Dura más el resfriado a las mujeres con pechos más grandes? La respuesta es sí, según un estudio de la Facultad de Biología de la Universidad Adam Mickiewicz (Polonia). Es más, según el estudio publicado en la Revista de Archivos de Comportamientos Sexuales, aquellas que tienen los senos de mayor tamaño también deben medicarse con antibióticos durante más tiempo.

El hallazgo de los biólogos polacos se produjo durante una investigación sobre los estereotipos asociados con el tamaño de los pechos de las mujeres. Durante las pruebas comprobaron que varones y hembras perciben en un nivel similar el atractivo de las mujeres según sus senos (se les atribuye una mejor calidad genética), que aquellas con mayores pechos tienden a tener un cuerpo más simétrico, que el comportamiento sexual es independiente de su cuerpo y que el volumen de su pecho no estaba relacionado con los niveles de estradiol y testosterona.

En lo que sí encontraron diferencias fue con las infecciones respiratorias y dos de sus componentes, la duración promedio de la enfermedad y la frecuencia del uso de antibióticos. Se preguntó a más de 400 mujeres sobre cuándo habían sufrido resfriados y gripe en los últimos tres años. Aquellas que tenían una talla más grande tardaban 8,3 días de media en recuperarse de los síntomas del resfriado en contraste con las que tenían los pechos más pequeños (3,8 días). Además, las que contaban con un busto de mayor envergadura tenían 56 veces más probabilidades de tener que recurrir a un tratamiento con antibióticos para acabar con los problemas respiratorios.

El razonamiento científico sostiene que puede deberse a una mayor cantidad de grasa que aumenta el volumen de los senos, lo que que dificulta que el cuerpo combata las infecciones respiratorias. Además, parece que las mujeres con más pecho tienden a contagiarse los resfriados por la leptina, una hormona que se encuentra en las células grasas que están más presentes en los bustos con mayor tamaño.

El equipo liderado por Krzysztof Koscinski investiga ahora la relación de estos hallazgos con la capacidad de adaptación del ser humano. Según estos expertos en biología evolutiva, el coste de los individuos por una mayor calidad genética relacionada con el apareamiento podría suponer un déficit en sus sistemas de defensa respecto a la protección de la salud. Son las consecuencias de desarrollar pechos grandes.

Atractivo a costa de salud

La hipótesis de los investigadores es que ser más atractivo y tener más éxito reproductivo supondría ser menos saludables porque el organismo emplea más energías y recursos en la atracción. "Por lo tanto, es posible que las mujeres de alta calidad biológica tengan cuerpos más simétricos (debido a una mayor estabilidad del desarrollo), senos más grandes (porque pueden permitírselo) y peor salud infecciosa (debido a que se está adoptando una estrategia de vida particular)", argumentan los especialistas de la Universidad Adam Mickiewicz.

Esta relación será estudiada en próximas investigaciones así como la conexión con las infecciones digestivas, que no siguen los mismos patrones relacionados con el tamaño de los pechos, según los datos actuales.

Lectores: 1537

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: