Martha Verigua
Cosa de locos

¿Mauro Icardi también se comió a Zaira Nara? Naaaa...

Martha Verigua. (Dibujo: Fernando Rocchia, especial para NOVA)

Siempre detrás de las primicias de la farándula, la política y el mundo del espectáculo está Martha Verigua, una intrépida periodista de NOVA que nunca se toma descanso cuando de cholulaje y otras yerbas se trata. Curiosa, inquisidora y reflexiva: esas son sus principales características.

¿Cómo los ha tratado el frio por estos días? Personalmente bastante duro para mí, pero bueno después de tantos años siempre una tiene un chongo de estos del espectáculo para cucharear en tiempos de crisis.

Justamente en estos tiempos de sábanas tibias, es que hablando con un reconocido amigo de la querida Zaira Nara, que dicho sea de paso no tuvo nada con ella, me contó un detallecito que hoy parece vintage.

En junio del 2013 el "venado" Maxi López decidía casarse con su ex mujer, Wanda "apodos varios" Nara en una isla de una reconocida isla "propiedad" de una revista con mucho perfil en Angra Dos Reis, Brasil.

A esa fiesta, en medio de una ambientación muy digna de pareja consolidada, también concurrieron Zaira "abandonada" Nara y el gran delantero sin club Mauro "amigo con códigos" Icardi.

Mi amigo, exhausto después de unas horas de cariño mutuo, porque no crea que todas mis reuniones son de té, una también es una mujer y necesita de cariño, me contó que hoy Mauro no deja de darle "me gusta" en las redes sociales a cada producción en que su actual cuñada, Zaira, publica y lo hace sin temor a represalias de su esposa, pero estos "me gusta" tienen una historia.

En aquella jornada de boda en la isla, Wanda insistió en todo el viaje para que su hermana se enganche con el "amigo" de su marido, ya que era joven y en Italia ya se hablaba del gran futuro del delantero de apenas 19 años.

Mi amigo, uno de los meseros de aquellas tardes, recuerdan cómo Zaira y Mauro se mataron durante aquellos días en la isla, al punto que desaparecían en diferentes momentos del día y pocos sabían de ellos, aunque se imaginaban dónde podrían estar.

La anécdota no dejó de sorprenderme, porque sin dudas Mauro es un sicario de las sábanas, ya que no deja pasar oportunidad para desahogar sus bajos instintos con quien sea, sin respetar espacios ni relaciones amistosas.

Aún recuerdo cuando una amiga, travesti ella, me contaba detalles de cómo en un boliche de su Rosario natal se llevó a su casa al joven Mauro con quien pasaron unas horas de amor inclusivo.

Evidentemente, el muchacho no le hace asco a nada…

Lectores: 10552

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: