Versiones fidedignas
Apostillas políticas

Distrito Gay Friendly: intendente putazo busca pasarle el bastón de mando a otro dirigente de su gremio

Detrás de la puerta se pueden escuchar versiones de todo tipo. (Dibujo: Fernando Rocchia, de NOVA)

Los manuales advierten que en materia política "no se hace lo que verdaderamente se piensa, ni realmente se piensa lo que se dijo". Por eso, los rumores y murmullos son tan importantes como los "textuales" de cada día...

Casi como si se tratara de uan reivindicación política de la homosexualidad, el intendente de Luján, Oscar Luciani, parece decidido a mantener al frente de esa comuna a un dirigente con sus mismas preferencias sexuales y por eso no quiere dejarle espacio a los dirigentes heterosexuales del oficialismo que disputan un lugar en el futuro del municipio.

Si bien el jefe comunal decidió no competir para un tercer mandato, y se descuenta su apoyo al representante de Juntos Por el Cambio, Fernando Casset, la realidad es que la verdadera apuesta de Luciani es por el primer candidato a concejal Héctor Griffini, que será el primero en la línea sucesoria si el oficialismo consigue el triunfo.

Pero además Griffini tiene las mismas preferencias que Luciani, y de hecho se hizo famoso por esas condiciones cuando en octubre de 2018 se hizo presente en el programa de Marcelo Tinelli para declararle su amor a Facundo Mazzei, uno de los bailarines que compiten en el certamen que organiza el conductor de ShowMatch.

Según se supo, Luciani y Griffini se conocen desde que el segundo estaba en el colegio secundario, y en más de una oportunidad el intendentes afirmo que en aquel entonces "Héctor ya se destacaba del resto de los pibes”, aunque sin aclarar si las virtudes del joven eran políticas o de alguna otra naturaleza.

Lo cierto es que de esta manera Luján busca convertirse en el primer distrito en el que el pase de mando tiene como condición la homosexualidad de algunos de los candidatos.

Se desnuda un acuerdo entre Cambiemos y Lavagna

Desde la extinción del espacio "Alternativa Federal", las intenciones y verdaderas chances de Roberto Lavagna en su carrera a la presidencia pasaron a ser un verdadera incógnita, y aunque hoy esta mucho más cerca del fracaso que del éxito, tuvo su momento de gloria en la que el economista era polo de atracción para dirigentes de toda extracción.

Fue en esos momentos que se habrían sentado las bases para el acuerdo que ahora denuncian algunos radicales que se quedaron afuera de la interna de ese espacio de forma sorpresiva, y que se ratifica con algunas reuniones imprevistas en lugares alejados entre dirigentes del gobierno y del lavagnismo.

En ese universo hay que ubicar a la reunión entre el intendente de Olavarría, Ezequiel Galli, y su aparente competidor y ex jefe comunal, José Eseverri, que se encontraron en un bar de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires en un cónclave que buscaba ser secreto, pero que fue captado por la cámara de un teléfono celular de uno de los comensales que se encontraban en el lugar.

Si bien ambos dirigentes explicaron que el encuentro fue "casual" y que solo se dio en el marco de un intercambio de opiniones sobre la intendencia, el argumento no convenció ni siquiera a los propios, ya que muchos seguidores de ambos dirigentes están todavía haciendo malabares para justificar el "sapo" que se tienen que tragar.

A nivel provincial por supuesto que toda vinculación es fuertemente negada, aunque es cada vez mas evidente que hay por lo menos diálogo fluido entre ambos espacios.

La furia contra el ex juez

La situación de los manteros en la ciudad de La Plata amenazaba con convertirse en uno de los temas de agenda en la campaña electoral que podía hacer trastabillar al intendente Julio Garro que en más de una oportunidad ratificó su intención de sacarlos los vendedores informales de las plazas y veredas y trasladarlos a un predio en las afueras de la ciudad.

Pero la detención de dos militantes que acompañan la candiadtura del ex juez Luis Arias para para intendencia terminó dando vuelta la situación y provocó el enojo de los candidatos de la oposición, pero no con el intendente, sino con el espacio que postula al ex magistrado ya que se habría filtrado información que indica que la detención fue “provocada” por los dirigentes para aprovechar el escándalo.

“No se puede hacer política son estas cosas, al final terminan siendo impresentables”, disparó un concejal kirchnerista que de todas maneras se hizo presente durante los reclamos de libertad de los dos detenidos.

Es que más allá de los que manifiesten públicamente, tanto en la línea de Florencia Saintout, como en la de Victoria Tolosa Paz, hay fuertes sospechas de que todo se trató de una movida de Arias para quedar en el centro de la escena y luego denunciar una “persecución” política, que tuvo su segundo episodio en una supuesta requisitoria de la justicia a otro de sus candidatos.

Eso es todo por ahora, queridos amigos. Hasta pronto…

Lectores: 10543

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: