Economía y Empresas
Sacando cuentas

Al rojo vivo: nuevas modificaciones al impuesto a las Ganancias

A partir del primero de enero del 2021, comenzará a regir el impuesto a las Ganancias dependiendo los aumentos salariales que haya el próximo año. (Dibujo: NOVA)

A partir del primero de enero del 2021, comenzará a regir el impuesto a las Ganancias dependiendo los aumentos salariales que haya el próximo año.

Los tributaristas coincidieron que a lo largo del año muchas personas serán alcanzadas por alícuotas y sumas mayores, en la medida que los aumentos y la inflación superen la variación del índice de actualización aplicado por el fisco.

Esto se debe a la aplicación del 35,38 por ciento de la variación de la “Remuneración Imponible Promedio de los Trabajadores Estables” (RIPTE), que significará un alivio inicial de la mordida fiscal sobre los salarios, aunque la incidencia volverá a aumentar en función de los aumentos salariales que se otorguen a lo largo del próximo año, ya que el ajuste de las escalas por el RIPTE es anual, no trimestral ni semestral.

Según las nuevas escalas, a partir de enero los trabajadores solteros y sin hijos que cobren más de 74.810 pesos de salario neto deberán pagar impuesto a las Ganancias; esa suma surge de aplicar el aumento del RIPTE a la vieja escala, que establecía que a partir de 55.261 pesos de remuneración neta el trabajador debía pagar un 5 por ciento en el tramo inicial de incidencia del impuesto.

En cambio, desde enero, un trabajador casado y con dos hijos comenzará a pagar el impuesto a partir de un ingreso neto de 98.963 pesos.

Cabe aclarar que la ley 27.346 (Impuesto a las Ganancias, IVA y Régimen Simplificado para pequeños contribuyentes, sancionada en diciembre de 2016) establece que el RIPTE es el índice a aplicar para actualizar todos los años los valores del esquema tributario.

Para 2021, si la inflación vuelve a ascender y supera la que arroje este año, como pronostican las consultoras privadas, el salario real podría caer y aún así los trabajadores tendrán una mayor retención por Ganancias.

Por eso el tributarista César Litvin aclaró que “estos nuevos montos de Mínimo No Imponibles son para todo 2021 y en la medida que los trabajadores tengan alguna recomposición salarial, algunos que ahora están afuera del impuesto empezarán a pagar y los que ya están pagando pagarán más. Por eso resulta imprescindible fijar la actualización automática en forma semestral y por IPC en lugar del RIPTE”.

También Litvin plantea que “resulta imprescindible equiparar a los autónomos con los asalariados porque también son trabajadores y tienen un mínimo no imponible inferior”.

Lectores: 2234

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: