Política
Buscan levantar su perfil

Fabiola Yáñez se autoproclama funcionaria, pero apenas cumple un rol protocolar

En sus redes sociales, Fabiola Yáñez se auto proclama como “funcionario de Gobierno”

La polémica por su designación como Primera Dama de la Nación comenzó incluso desde antes de la asunción de Alberto Fernández, por el simple hecho de que no están casados legalmente. Sin embargo, en sus redes sociales, Fabiola Yáñez se auto proclama como “funcionario de Gobierno”, cuando en realidad desempeña un rol estrictamente protocolar.

Pero, además, siguen las dudas con respecto a si realmente cumple los requisitos básicos para ajustarse a esa función. Según las exigencias para ser designada simbólicamente en ese rol, el primer mandatario y su pareja, deberían tener una unión civil, que puede ser mediante el matrimonio o por una seguidilla de años de convivencia en el mismo domicilio.

La actriz y periodista mantiene una relación con el presidente desde hace poco más de cinco años, pero en ese lapso el concubinato entre ambos fue esporádico en el lujoso departamento en el que reside Alberto Fernández en Puerto Madero. Ante la ausencia de papeles legales que acrediten el vínculo, Yáñez no podría ser catalogada formalmente como Primera Dama y mucho menos como funcionaria.

Hace tres años están comprometidos, sin fecha fija de casamiento, por lo que a pesar de que vivan juntos, todavía no han contraído matrimonio. Otro dato llamativo es que Fernández se divorció en el año 2005 y, al asumir a fines del año pasado, se convirtió en el primer presidente que ocupó el cargo sin una unión formal desde el año 1930.

Lo cierto es que, sumado a las últimas apariciones públicas y a la estrategia de autodenominarse “funcionaria de Gobierno”, lo que buscan es cambiar el perfil de Yáñez, mostrarla como una figura fuerte con llegada a los más humildes, para intentar apuntalar la alicaída imagen presidencial que, por el pésimo manejo de la pandemia, cayó estrepitosamente.

Fabiola es oriunda de la provincia de Rio Negro y, debido a necesidades laborales de sus padres, rotó por 13 escuelas. Luego se asentó en Buenos Aires, donde vive hace 15 años, para desempeñar su carrera como periodista de actriz. La “Primera Dama” también se autodefine como peronista, aunque está muy lejos de representar cabalmente la doctrina justicialista.

Lectores: 931

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: