Interior del país
Reclamo

La ingenuidad en Santiago del Estero: los políticos de fiesta y el vecino preso en su casa por el toque de queda

Los burócratas de fiesta en medio de la cuarentena.
El descargo por Facebook de la realidad que viven los santiagueños.

En la provincia de Santiago del Estero comenzaron las denuncias por las redes sociales donde el político puede disfrutar hasta la noche de cenas, fiestas y baile mientras que, por la cuarentena y la decisión del Gobierno provincial, están los vecinos encerrados en sus casas a partir de las 18 horas con un toque de queda, donde los efectivos policiales salen a las calles a controlar.

Por ello, comenzaron los descargos en las redes y el malestar de los mismos santiagueños y todos aquellos ciudadanos de otras provincias que leen y se horrorizan con lo que ocurre.

En este caso, Guillermo Lescano, publicó “El santiagueño es hermoso”, una opinión sobre lo que ocurre en el día a día con la ingenuidad de un pueblo dormido.

“El santiagueño es hermoso, no grita, no molesta, no patalea, no dice nada. Él sólo obedece sin mediar palabras. ¿Tiene que pagar 10 mil pesos de luz? la paga. ¿Tiene que pagar mil pesos de agua? lo paga. ¿Tiene que pagar 2 mil pesos de gas? lo paga. ¿Se deja manipular como si fuera un delincuente? lo hace”, comenzó explicando.

Rápidamente aclaró que el santiagueño “sufre todo el año haciendo malabares para llegar a fin de mes, no le importa. ¿Saben porque? porque va a cobrar un bono de fin de año y todos sus problemas se van a resolver. ¿Qué piensan, que van a salir a protestar? pero por supuesto que no”.

Por último, resaltó que “son tan manipulables, tan comprables que hasta se conforman con nada, por eso son hermosos, por eso siempre van a gobernar los mismos. Porque no importan cuántos atropellos sufras, al santiagueño lo compras con un mísero bono de fin de año para que se emborrache el 25 y 31 de diciembre. ¿Reclamar una mejor calidad de vida? por supuesto que no.

Lectores: 1511

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: