Provincia de Buenos Aires
Investigación

La detención de un "puntero" de Juntos por el Cambio destapó una olla "podrida" de extorsiones, prostitución y espías

Denuncia de Aldo Scozzatti contra el ex SIDE Alejandro Patrizio, realizada el 4 de julio de 2019.

Por Martín Cabrales

El pasado 1 de octubre, el abogado Claudio Aníbal Bavio, con domicilio en San Justo partido de La Matanza, se presentó ante la Unidad Funcional de Instrucción y Juicio número 11 (del distrito judicial de La Matanza) para realizar una declaración testimonial en el marco de la causa 05-00-037387-20/00 que se le sigue - por "Extorsión (artículo 168) en tentativa" y "Extorsión por chantaje (artículo 169) en tentativa"- al reconocido "puntero político" del PRO de Escobar, Aldo César Scozzatti.

El testimonio aportado por el abogado Bavio, es el principio de un fenomenal escándalo político que involucra, en principio hasta hoy, al senador provincial y jefe del bloque de legisladores de Juntos por el Cambio de la Legislatura bonaerense, Roberto Costa; y al ex agente de la SIDE, Alejandro Patrizio que carga con un voluminoso prontuario por vínculos con el narcotráfico.

Quince días después de la declaración de Bavio, Scozzatti fue detenido a las 7 de la tarde (por personal de la comisaría primera de Escobar) en la céntrica esquina de Tapia de Cruz y Mitre de Belén. Por una cuestión de jurisdicción, tomó conocimiento del caso la Dra. Basualdo de la fiscalía número 5 de Escobar.

La detención de Scozzatti en la esquina más concurrida de Escobar, y teniendo en cuenta que sobre él pesaba una orden de captura nacional e internacional, se logró porque Patrizio, ex agente de la SIDE (y actual empleado de la Secretaría de Seguridad de Escobar) lo hizo caer en una trampa, citándolo “para conversar” en un bar ubicado en esa esquina.

¿Por qué Patrizio “vendió” a Scozzatti y forzó que cayera preso?

La historia se entiende a partir de la denuncia realizada por Scozzatti contra Patrizio (el empleado judicial lo escribió –por error- como Alejandro Patricios), el 4 de julio de 2019 en la Fiscalía General de Campana. En ese testimonio, el puntero de Juntos por el Cambio de Escobar dijo conocer al ex SIDE desde hacía dos años. Calificó la relación como “de amistad por conveniencia” porque Patrizio “tenía estudios pagados por el Estado en Londres como así también se manejaba con personas de la CIA, de la SIDE y de la DEA”.

“Se puede entender que el tipo es muy peligroso. A lo largo de la relación con él me di cuenta de que cagó a mucha gente muy conocida que eran conocidos y camaradas”, explicó.

Scozzatti, en la declaración de Campana, sitúa el inicio de los conflictos en julio de 2018, cuando “contraté a Andrea Paola Sánchez para que filmara un videoclip con mi hijo en el sur”.

Scozzatti sostuvo que, luego de eso, comenzaron a tener una relación íntima con Sánchez. Luego, relató que –transcurrido un tiempo- la mujer le blanqueó que era prostituta y que había trabajado en “Pampita” y que “ahora lo hacía en Delirio y New Port”. Y que Patrizio “fue a comprarla” por una suma de dinero.

Ese triángulo marcó el inicio del conflicto: Scozzatti se dio cuenta que ella (Sánchez) estaba con uno y con otro. Que esta situación se agudizó con el paso del tiempo porque la mujer le confesaba que “Patrizio la sometía a vejámenes sexuales y la drogaba”. Pero este relato cambiaba violentamente cuando hablaba por teléfono, donde invertía la narración y le adjudicaba esos abusos al propio Scozzatti.

Temiendo por su integridad y su familia (que a esta altura ya no vivía con él), Scozzatti radicó la denuncia en julio de 2019 en la Fiscalía de Campana buscando protección judicial. Durante un año, el escándalo se mantuvo larvado y no pasó de ser otro affaire más entre espías, punteros políticos y prostitutas que se mantenía sin trascendencia pública.

Hasta que un año después apareció en escena el abogado Claudio Bavio, otra “pata” de la mesa de políticos y agentes de inteligencia y trabajadoras sexuales.

La intervención de Bavio fue decisiva para darle un impulso al escándalo, ya que fue el encargado de radicar, ante la Justicia, la denuncia que terminaría con Scozzatti preso, tras la “vendida” de Patrizio.

En la declaración de Bavio - del 1 de octubre en la UFI 11 de La Matanza-, el abogado acusó a Scozzatti de amenazarlo y extorsionarlo a él, al senador Costa y a Alejandro Patrizio con "pegarles un tiro", en represalia porque éstos tres "se estaban acostando con su mujer", en referencia a Sánchez.

En el caso del senador Roberto Costa, fuentes políticas cercanas a él sólo atinaron a decir que Scozzatti "hace un tiempo que ya no lo frecuentaba". En un intento de último momento por evitar que el escándalo crezca y lo afecte de manera importante, justo cuando está "armando" una línea interna dentro de Juntos por el Cambio, que se separe de la conducción de Mauricio Macri, la UCR y el partido de Elisa Carrió.

Scozzatti, conocido en el ambiente político como "El Rambo de Escobar", fue el protagonista de una historia extremadamente turbia en 2015, cuando dos "hombres" que "respondían" a Costa y estaban coordinados por Scozzatti, fueron detenidos con un revolver 38, una pistola 9 milímetros, granadas, chalecos antibalas, cuchillos de caza mayor y pasamontañas.

El historial del “rival” de Scozzatti es, si se puede, aún más turbulenta. Alejandro Patrizio fue acusado de ser el "valijero" (en ese entonces ocupaba un puesto clave en el aeropuerto de Ezeiza como agente de la SIDE y controlaba la recepción de material electrónico, y valijas repletas de billetes dólar y drogas) en el famoso escándalo de la empresa Southern Winds en 2004, que durante más de 5 años realizó viajes entre la Argentina y Perú y la Argentina y España, actuando como un verdadero "carrier" del narcotráfico.

Desde ese mismo puesto, en Ezeiza, Patrizio volvió a quedar en la mira de la Justicia, cuando en 2013, la jueza federal María Servini de Cubría lo incluyó en la causa "Efedrina", luego que el "financista" Ibar Pérez Corrado detalló cómo sectores de la SIDE (Alejandro Patrizio, el principal), la Federal, la Bonaerense y la Aduana montaron una extensa red para poder contrabandear ese precursor químico, que venía vía China e India y que luego era "exportado" a México.

Con Scozzatti preso y muy decidido a "boquear" para vengarse del senador Costa (por “soltarle la mano”) y del ex SIDE, Alejandro Patrizio, se abre otro turbulento capítulo de la saga que involucra a "pescados gordos" de Juntos por el Cambio y agentes "pesados" de la ex SIDE.

Lectores: 890

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: