NOVA Show
Exclusivo de NOVA

Las razones por las cuales Rocío Oliva dejó a Diego Maradona, quien murió de tristeza

Rocío Oliva dejó caer a Diego Maradona en la tristeza profunda.

Tras haber finalizado el duelo y la ceremonia por la cual millones de argentinos se acercaron a la Casa Rosada para despedir al máximo ídolo del fútbol, comenzaron a salir a la luz miles de razones por las cuales Rocío Oliva no se despidió ni tampoco fue a ver a “D10s”.

Está más que claro que Diego Armando Maradona estaba enamorado de Rocío Oliva. Todo se remonta al verano de 2013, la joven había viajado a Mar del Plata con un grupo de amigas a pasar sus vacaciones y además para ver el superclásico partido de verano entre River y Boca.

Su fanatismo por River Plate hizo que sea un clásico de cada año. Un día en plena llegada de Diego Maradona al hotel Hermitage casi como si fuese obra del destino se cruzaron y el Diez la vio y atacó: le guiñó el ojo y allí comenzó todo.

En aquel momento, según cuenta Oliva “bajó Diego y la gente se empezó a agolpar. Ahí, un chico, desesperado, yo estaba en ojotas, me estaba por pisar. Entonces, agarró al chico de los hombros y le digo ‘me vas a pisar’, y lo corro. Ahí Diego me mira y me guiña el ojo. Después entramos al hotel, bajamos a comer (con mi amiga) y se acercó alguien con que Diego me quería conocer. Él se tenía que ir en 2 días, pero se quedó 5 días más en Mar del Plata”.

Con la relación iniciada, los años comenzaron a pasar y, con varias infidelidades, borracheras, noches de droga y alcohol, hicieron que, en más de una ocasión, Rocío cerrará la puerta de ese amor con el que lo conoció. Hubo momentos en los cuales la cama por los insumos de Diego, terminaba con una incontinencia Fecal que derivó en la defecación (intencional) mientras dormía.

Pero el amor de Diego Armando Maradona hizo que durarán 6 años y, porque no, hasta su muerte. Pero lamentablemente, Oliva nunca sintió algo por el astro del fútbol, sino más bien, un mero interés y lo dejó reflejado en más de un medio de comunicación:

“Nunca fue el amor de mi vida. Hoy tengo una relación y estoy bien, haciendo lo que me gusta, en el deporte, en los medios. Volver con Diego sería retroceder mucho. Cuando cortamos la relación, lo pensé y me preparé mucho; fueron seis años intensos a su lado. En 2015 salió una ley que ampara a las mujeres convivientes y que no se casaron. Vos elegís hacer el reclamo o no. Durante mis años decidí acompañar a Diego, no me quejo, nadie me obligó. Después decidí tomar esa opción. Me pareció buena idea y a él también. Si está al tanto y lo está aprobando es porque en el fondo sabe que está bien. La última vez que vi a Diego fue en enero pasado, por un tema laboral que tenía que ver con el deporte. Me hicieron una propuesta de trabajo y me sugirieron que hablara con él, pero no le interesó. Me dijo que podía crecer al lado de él, pero sin trabajar. Nunca quiso que trabaje, como tantos hombres. No lo extraño y no tenemos relación ahora, pero si me llama, lo atiendo, obvio".

Esas declaraciones de Oliva que deprimieron aún más a Maradona, fueron el 2 de junio del 2020. Está depresión y sumado a que Diego estaba interiorizado en Gimnasia Esgrima de La Plata, hicieron que “D10s” comenzará a entrar en un mundo de desesperación.

La separación a Diego no le cayó bien, ya que era sabido que él la amaba. El no atender sus llamadas ni cuando estaba en sus últimas etapas, hizo que muriera de tristeza. Su ex pareja, Claudia Villafañe y sus hijas, reconocieron que la depresión de Maradona, tuvo algo que ver con Oliva. ¿En algún momento de la vida, Oliva sabrá lo que provocó en Maradona?

Lectores: 2844

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: