Interior del país
Convenio turbio

Información confidencial y contrataciones abreviadas: se viene el negocio del hambre en Salta

Las cláusulas dudosas firmadas entre Nación y el Gobierno de Salta.
Cláusula de confidencialidad, ¿para sellar la impunidad?
Cláusula de confidencialidad, ¿para sellar la impunidad?
Las contrataciones abreviadas también son parte de la maniobra.
Las contrataciones abreviadas también son parte de la maniobra.
La confirmación de que el Gobierno de Salta aprobó el convenio.
La confirmación de que el Gobierno de Salta aprobó el convenio.

Mediante el Boletín Oficial, y en la cara de todos, Gustavo Sáenz se apresta a ejecutar un dos por uno: tapar toda información sensible respecto del hambre en Salta y realizar contrataciones abreviadas evitando las licitaciones, todo bajo el marco de la Emergencia Sociosanitaria.

Cuando en enero del 2020, Josefina Medrano intentó blindar la información del Ministerio de Salud de la provincia de Salta, en relación con la muerte por desnutrición de niños originarios en el norte provincial, el escándalo fue tan grande que hasta llegó a los medios nacionales. Sin embargo, esta vez la historia es otra.

El convenio se firmó entre provincia y Nación la semana pasada, y la segunda cláusula va por el mismo camino que lo dicho en el ejemplo anterior, solo que esta vez los actores son el propio gobernador Sáenz, y el jefe del Ejecutivo nacional, Alberto Fernández. quienes acuerdan en representación de los anteriores, son el ministro de Desarrollo Social Daniel Arroyo, y su par provincial, Verónica Figueroa.

El Convenio Marco de Colaboración, celebrado con el Ministerio de Desarrollo Social de la Nación, incluido en el Plan Nacional Argentina Contra el Hambre, firmado entre los citados anteriormente, posee una cláusula que abre las posibilidades a un mar de sospechas. La utilización de los mecanismos de confidencialidad, en sintonía con la aprobación de las licitaciones abreviadas solo indican una cosa: negociados.

El ministro Arroyo, ya sentó jurisprudencia sobre este tema. A principios de año se denunció la compra con sobreprecios de fideos por parte de su cartera. El tema fue olvidado, aunque no por eso menos terrible.

Salta queda ahora a disposición para este tipo de negociados, prueba de ello es la contratación abreviada N°155/20, realizada por el Coordinador de Enlace y Relaciones Políticas de la Gobernación, en donde se autoriza a la compra de 5.000 módulos alimentarios por el monto de 4.119.270 pesos pesos, a razón de 800 pesos por módulo. La adquisición de los mismos es directa, y sin pasar por una comparación de precios.

La segunda cláusula del convenio firmado por Nación, es de confidencialidad. Permitiendo todo tipo de jugadas económicas, como también permitiendo a las partes el velado de toda información relativa a las condiciones de necesidad y hambre. Un combo perfecto para generar negociados mediante compras con sobreprecios, y a la vez, esconder toda información relativa a la pobreza estructural que vive la provincia, y que tanto preocupa al gobernador Gustavo Sáenz. Salta queda, otra vez, ante los ojos del mundo, como ejemplo de todo lo que no debe hacerse. Y todo esto se da a los ojos de todos.

Lectores: 835

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: