Interior del país
Recorte a sus haberes

Los jubilados cordobeses reclaman sus derechos: "Viejos sí, tontos no"

Los jubilados cordobeses resisten el ajuste. (Dibujo: NOVA)

Por Ana Nemer Pelliza, de la redacción de NOVA

Con una Unicameral sin oposición, el bloque oficialista presentó la reforma a la Ley de Jubilaciones y Pensiones de Córdoba, logrando una aprobación casi instantánea y sin un margen de debate o negociación.

Esto se logra ya que el oficialismo tiene mayoría absoluta en la unicameral y la única vía que le queda al ciudadano que ve afectado a sus derechos, es la judicial, previa agotar la vía administrativa. Todos sabemos que los tiempos de la justicia no son los más veloces, aún así se logró un fallo en contra de la reforma jubilatoria abriendo la puerta a poder reclamar y exigir lo que la Constitución tiene como base. La misma establece que no pueden disminuirse los haberes jubilatorios y atento a que esta reforma les hace un recorte de un 20 por ciento, es por demás inconstitucional. Es de destacar que vivimos en un tiempo en el cual la inflación constante y continua, el aumento de los precios no solo de los alimentos sino de los medicamentos y la pérdida de la capacidad económica del dinero hunden en la pobreza a nuestros jubilados.

La Cámara Contenciosa Administrativa de tercera Nominación de Córdoba admitió un amparo contra la reforma jubilatoria dando una esperanza a los jubilados de distintas reparticiones provinciales que lo habían iniciado. Cabe destacar que las retenciones en los haberes afectan el porcentaje sobre el neto que deberían cobrar, además se legisla con efecto retroactivo, cosa que está prohibido por la Constitución Nacional.

Este es el primer fallo judicial que se refiere a la cuestión de fondo sobre el recorte jubilatorio, es por ello que es tan importante. Pero no hay que alegrarse tanto ya que, como es sabido, los letrados del Estado tienen órdenes de apelar los fallos y llegar a última instancia y lo más probable es que tengan que llegar al máximo tribunal de justicia para ser efectivo. Más allá de la indignación que genera tener que batallar legalmente por algo que se sabe injusto, en estos tiempo de pandemia, de una inflación galopante, de la disminución del trabajo y la pérdida de la fuente de ingreso vemos nuevamente lo importante de saber votar, de elegir bien a los legisladores y no subestimar la necesidad de una oposición fuerte.

La oposición es fundamental para que exista democracia, si no solo veamos lo que está pasando en Córdoba, generando situaciones por demás injustas y sin posibilidad de debate. El oficialismo gobierna como si el tiempo no fuera algo que nos llega a todos, que la vejez fuera cosa de otros y que ser jubilados o pensionados no fuera algo que debería preocuparles en un futuro.

Creen que la “comunidad pasiva” sigue siendo tal, pero la sociedad está cambiando, ya los “abuelitos” no son los de antes, resignados, tolerando todo y esperando la muerte. Hoy los jubilados y pensionados son personas activas y actúan en diferentes ámbitos sociales y comunales. Son personas creativas y pensantes, que saben manejar las redes, que lideran los Centros Vecinales y los Centros de Jubilados de Córdoba, que orientan y opinan en sus familias, son escuchados y tienen memoria.

Es erróneo pensar que los jubilados y pensionados son la clase pasiva, la que solo les queda conformarse y no puede afectar sus reclamos a la productividad del Estado, ya que esto está cambiando. Sepan nuestros gobernantes que los jubilados y pensionados son cada vez más y más fuertes, hoy la perspectiva de vida ha aumentado, las actividades y participaciones de los mayores adultos cada vez se los ve más, con un espíritu implacable e intensidad que muchos jóvenes quisieran tener. Nuestros mayores dan ejemplo en sus actividades comunitarias y muchos de ellos siguen hoy dando consejos de fortaleza inspirando a los demás. A esto se suma que tienen memoria, ya no creo que los vuelvan a engañar con promesas que no cumplen y burlándose de ellos.

Nuestra población de jubilados y pensionados sí importan, son fuertes y van a recordar quién les metió la mano en el bolsillo, quién les mintió y pueden dar vuelta una elección, no se confíen tanto, ya no es como antes, hoy los vemos en las marchas, con sus banderas argentinas, reclamando en las redes de forma fuerte y libres y en las próximas elecciones harán la diferencia.

Lectores: 688

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: