NOVA Deportes
Negocios turbios

Un escándalo judicial sería el verdadero motivo de la salida de Pellegrino de Gimnasia

Pellegrino se prepara para una batalla judicial.

El sorpresivo alejamiento del ahora ex presidente del Club de Gimnasia y Esgrima La Plata, Gabriel Pellegrino, sorprendió a propios y extraños, y si bien el dirigente argumentó "motivos personales", en su entorno empezó a ganar espacio una versión que indica que el también empresario farmacéutico busca evitar un escándalo de dimensiones mayores por una causa judicial que está próxima a ver la luz.

Con la llegada del gobierno de Axel Kicillof a la provincia, comenzó un proceso de profunda revisión de contratos con proveedores y prestatarios del Estado bonaerense, y en muchos casos se decidió la rescisión de contratos y hasta se iniciaron acciones por incumplimento con varias empresas que fueron beneficiadas durante la gestión de María Eugenia Vidal y este sería la punta del ovillo del escándalo que podría salpicar de lleno al dirigente gimnasista.

Es que Pellegrino, junto con el grupo Manes, propiedad del excéntrico Raúl Isidoro Koler, negoció durante el último tramo de las gestión de Daniel Scioli y sobre todo a partir de la gestión Cambiemos, fuertes contratos para la distribución de drogas oncológicas, con el objetivo de convertirse en el único proveedor autorizado en la provincia y hacerse de esta manera de un contrato multimillonario y prácticamente interminable.

Los problemas comenzaron cuando a mediados de la gestión Cambiemos comenzaron a registrarse retrasos en la entrega, lo que terminó en denuncias públicas y una fuerte presión política para regularizar una situación que venía de arrastre y que aparentemente estuvo muy lejos de resolverse y más bien solo se estabilizó, pero para continuar con los atrasos, multiplicando las ganancias y perjudicando a los usuarios del sistema de salud.

Vale recordar que Koler, verdadero socio en las sombras de Pellegrino, desde el 2012 vive en Israel, donde adoptó una nueva identidad y conductas financieras y crediticias que hasta levantaron sospechas en las unidades especializadas antilavado de Estados Unidos, por haber brindado información falsa en varias entidades bancarias internacionales.

Con esos elementos estaría a punto de explotar una causa que podría salpicar de lleno a Pellegrino, que con su salida busca evitar que el escándalo golpee de lleno además al club que presidió hasta hace algunas horas, aunque algunos sospechan que lo que realmente quiere evitar es que la justicia ponga también el ojo sobre su gestión en Gimnasia porque estaría más que floja de papeles.

En definitiva, el empresario se alejó del club para “preparar su defensa” en un escándalo que va a estallar en los próximos días por contratos con la provincia y sus vínculos con el polémico propietario del grupo Manes.

Lectores: 2069

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: