Política
En campaña

Berni se prepara para ser candidato por fuera del Frente de Todos si se eliminan las PASO

El ministro de Seguridad de Axel Kicillof ya trabaja en clave electoral mirando el tablero político bonaerense y nacional. (Caricatura: NOVA)

El ministro de Seguridad de la provincia de Buenos Aires, Sergio Berni, está más que decidido a encabezar en 2021 la lista de candidatos a diputados nacionales e incluso está dispuesto a hacerlo sin el sello del Frente de Todos, por lo que ya se encuentra tendiendo puentes con partidos vecinales de varios distritos bonaerenses, sobre todo en la segunda sección, donde aspira a quedarse con el municipio de Zárate a través de su mujer, la senadora Agustina Propato.

El más díscolo de los funcionarios del gabinete de Axel Kicillof, alardea de contar con el aval de la vicepresidenta Cristina Fernández de Kirchner para su actuación frontal en el combate contra el delito, incluso cuando las medidas parecen colisionar de lleno con los postulados centrales del kicrhnerismo de no represión y diálogo con los sectores populares.

El plan de "la jefa" sería que Berni arrastre el voto del peronismo de derecha y bloquee una fuga hacia los candidatos de Juntos por el Cambio; sin embargo las tensiones dentro del gobierno y la evidente ruptura entre Kicillof y Máximo Kirchner podrían hacer trastabillar ese plan con la desarticulación de las PASO como parte de la estrategia del albertismo, que busca quedarse con la lapicera y complicar el armado de la oposición.

Sin primarias sería muy difícil que el ministro sea erigido en candidato único del oficialismo. Para el gobernador sería una muestra de debilidad y para los intendentes peronistas una mojada de oreja que no están dispuestos a aceptar, sobre todo después de ponerle el cuerpo a la pandemia, por lo que el panorama no esta tan despejado para Berni.

De todas maneras el funcionario se prepara para dar pelea y por eso comenzó a recorrer el territorio bajo la hipótesis de que no va a contar con el sello del Frente de Todos para disputar una banca en el Congreso Nacional y por eso cierra acuerdos con partidos municipales, regionales y provinciales que están dispuestos a acompañarlo, y a los que ya comenzó a beneficiar con recursos del ministerio.

De esta manera programas de asistencia, políticas de seguridad y hasta la presencia de funcionarios, en todos los casos en los que la decisión dependa de la cartera de Seguridad, comenzaron a formar parte de la estrategia de Berni para sumar voluntades a su armado, por lo que los recelos contra el ministro en el resto del equipo de gobierno vienen en aumento dado el evidente direccionamiento de los recursos hacia la futura campaña electoral.

El juego del ministro, por ahora, sigue su marcha y mientras el aval de CFK siga vigente pareciera que va a lograr sortear los obstáculos que la política le pone en frente, aunque eso represente ir en contra de su propio espacio político y traicionar algunos de los valores de transparencia que asegura defender, para beneficiar a sus aliados políticos pensando en el futuro inmediato.

Lectores: 1303

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: