Provincia de Buenos Aires
Sin escrúpulos

San Nicolás: los Passaglia y un chanchullo para quedarse con una propiedad millonaria a precio vil

A las denuncias por enriquecimiento ilícito, a Manuel Passaglia se le suman las acusaciones de aprietes y maniobras ilegales para despojar a una familia de su propiedad a precio vil.

Una de las tantas injusticias y negociados que hoy sufre el distrito de San Nicolás es la triste historia de la familia Lassalle, que desde hace un siglo es dueña de "trece manzanas" en plena zona urbana de la ciudad (que son 128 lotes, en nueve hectáreas) con un valor aproximado de "cinco millones de dólares" y que el intendente Manuel Passaglia intenta arrebatarles en complicidad con su hermano, el diputado provincial Santiago Passaglia, ambos de Juntos por el Cambio.

Según informa CadenaBA, las dos últimas acciones judiciales realizadas por la familia Lassalle ante el intento del intendente Pasaglia de quitarles las valiosas tierras, son la pretensión anulatoria que se tramita en el Fuero Contencioso Administrativo, en Juzgado Nº 1*, de San Nicolás, Nº de Expediente: 15604/2020; y un amparo por mora, Nº Expediente 15554/2020.

Al mismo tiempo el diputado provincial de Juntos por el Cambio, Santiago Passaglia intenta engañar a sus pares de la provincia de Buenos Aires, e involucrarlos en este negociado de millones de dólares.

A propósito Perla Villagarcia explicó: "El diputado provincial Santiago Ismael Passaglia ha presentado el engañoso proyecto de ley provincial 3069/20 (el 17/09) para lograr la expropiación de las valiosas 13 manzanas ya aprobadas por el 'Código Urbano de San Nicolás', para el cual las califica como 'tierras campestres' lejanas a la ciudad, con un valor veinte veces menor al real".

De acuerdo a lo publicado por CadenaBA, hace once años los Lassalle iniciaron los trámites para realizar el loteo, y todo iba bien hasta que asumió el actual intendente Manuel Passaglia, quien les impide ese legítimo derecho.

En una carta desesperada dirigida a la prensa, Maria Perla Villagarcia (hija de Alicia Lassalle), como último recurso escribió: "Estimado periodista, he pensado en usted para que haga público el desastre que vive nuestra familia, que está perdiendo la salud por el sufrimiento que le causa el abuso de poder que ejerce la autoridad municipal de San Nicolás, que está haciendo una verdadera toma de nuestra propiedad y avasallando nuestros derechos".

Luego el escrito relata los hechos. Desde el año 2009 la familia Lassalle ha vivido una verdadera "odisea" propia de la edad media, donde el "señor feudal" disponía de bienes y personas. Los Lassalle decidieron dividir el conocido terreno ubicado entre las arterias avenida de la Nación, las calles Ameghino, Laínez y Juncal (dentro de la cual hace poco se hizo un rotonda).

En 2009 la familia presentó al municipio de San Nicolás un proyecto de loteo de las 13 manzanas y el municipio recibió con beneplácito la propuesta por la enorme necesidad de lotes y viviendas que existía (y existe más aún hoy) en la ciudad. Se firmó en ese año un convenio donde la familia cedía parte de su terreno para la construcción de una rotonda por donde actualmente entra gran parte del tráfico de la ciudad.

Además, los Lassalle se comprometieron a mantener el trazado de calles, y también la cesión de una toda una manzana como espacio verde y de uso comunitario.

Es así que el Concejo Deliberante local sancionó una ordenanza donde se aprobaba el cambio de zonificación para realizar el loteo, para lo cual dictó 2013 las Ordenanzas Nº. 8381 y Nº 8498; lográndose así el visado previo del Plano (con fecha 3 de junio de 2014).

Contando con la aprobación del municipio se encargaron los proyectos necesarios, y en el 2016 cada Ente correspondiente aprobó los proyectos de agua, cloacas, electricidad y alumbrado público.

Los obstáculos comenzaron extrañamente al cambiar la gestión por al actual intendente Manuel Passaglia; donde se empiezan a "cajonear" los trámites, y a tal punto avanzan las complicaciones hacia esta familia, que en 2017 le aplicó dos multas de 700.000 pesos (actualizado a la fecha a la suma asciende a más de 6.000.000 millones de pesos). La familia Lassalle inició juicios ejecutivos, y a través de la Justicia logran frenar el intento de amedrentarlos.

A pesar de todo, se consiguió la "convalidación" provincial de la Ordenanza" N ° 8498/2013, con el plano que forma parte de la misma, mediante el Decreto 382/2018.

No adeudando impuestos y teniendo todo listo, era inminente la aprobación final del loteo, pero es allí donde se agudiza la odisea desgastante; los diferentes interlocutores del municipio interponen diversas trabas burocráticas, y rechazan en forma continua la actualización de la firma del plano que por fin le permitiría a la familia inscribir los lotes.

En el 2019 el Concejo Deliberante de San Nicolás aprobó el Código Urbano y Ambiental, y en el plano N° 13 de dicho código aparece el loteo de la familia Lassalle. Los convocan a reuniones, y se empieza a manifestar la intención de comprarles una parte, pero nunca llegan a realizar una oferta concreta.

Sorpresivamente la Municipalidad de San Nicolás comenzó a hacer cambios en el plano, la familia Lasalle cumplió una y mil veces a todo lo que van exigiendo. Era muy evidente que solo querían lograr tiempo; y entonces vino la pandemia que se transformó en la oportunidad ideal para concretar lo impensado: el municipio inventó una expropiación del terreno, para lo cual el Departamento Ejecutivo de San Nicolás avanzó y envió un expediente al Concejo Deliberante.

Los concejales del oficialismo (Juntos por el Cambio) actuaron con inusitada velocidad (no investigaron nada ni consultaron con los habitantes de las tierras) y el día 13 de agosto de 2020 los ediles en sintonía con la turbulenta maniobra aprobaron la ordenanza, de una extraña expropiación con los votos de los concejales del frente político del intendente (que por cierto cuenta con la mayoría).

En una crisis económica como la actual, el municipio pretende hoy arrebatar esta costosa propiedad depositando la irrisoria suma de 55.000.000 millones de pesos (o sea unos 300.000 dólares) suma equivalente a solo el 5 por ciento del valor de la propiedad, es decir el costo de solo 6 lotes del total de 128 lotes (ubicados en la zona urbana de San Nicolás, y en un lugar estratégico de la salida de la ciudad hacia el parador de la ruta Panamericana).

Mientras tanto, en la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos Aires, el diputado Passaglia pretende fundamentar mediante la engañosa calificación de "utilidad pública" del mismo, para posibilitar así que su hermano el intendente lleve adelante la estafa y pueda expropiar las 13 manzanas que la familia Lassalle intenta vender desde hace once años.

"Además el proyecto es tardío porque tendría que haber sido enviado antes de dictar la expropiación; y es extemporáneo ya que esta ley -de ser aprobada- no tendría ningún valor porque la familia Lassalle ha judicializado la ordenanza de expropiación aprobada con su propia mayoría partidaria de Cambiemos el día 13 de agosto de 2020 y a pedido su anulación total y absoluta", informaron desde la parte avasallada y damnificada por la acción del municipio.

Al mismo tiempo, según indicó CadenaBA, el intendente Passaglia acaba de ser embargado el 16 de septiembre por la Cámara Federal de Rosario por un caso de presunto enriquecimiento ilícito y lavado de activos; y además ha sido señalado públicamente por el ministro de Medio Ambiente de la Nación, Juan Cabandié, como uno de los "sospechosos" de ser causante de los incendios en la zona de Rosario.

La familia Lassalle se pregunta en la carta: "¿Solo se trata de poder y corrupción?" y se lamenta: "Que nos queda entonces a los ciudadanos honestos, si no contamos con la ley y la justicia para que nos proteja. Han pasado once años desde que presentamos el loteo, algunos de los propietarios fallecieron en este calvario, sin haber hecho realidad los sueños de mejorar su calidad de vida y la de sus descendientes. Hoy su única esperanza es en la justicia, en la prensa. Ojalá nuestra sociedad se levante en protesta y frene esta locura".

Por último cabe señalar que Manuel y Santiago Pasaglia, son hijos del ex intendente y dirigente peronista de esa región Ismael Passaglia, político vinculado a Felipe Solá que fue ministro de Salud y presidente de la Cámara de Diputados de la provincia de Buenos en la época que Solá era gobernador y que, siendo intendente por el Frente Para la Victoria, en el 2016 dio un portazo y acordó con la gobernadora María Eugenia Vidal y saltó a las filas de Cambiemos.

Lectores: 1911

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: