Provincia de Buenos Aires
Grieta en el Frente de Todos

Proyecto Meridiano V en La Plata: de la cuna hasta el cajón

El plan Meridiano V para convertir la zona de la vieja Estación Provincial de La Plata en el primer distrito cultural, profundizó la grieta en el Frente de Todos.
La propuesta comenzó hace muchos años atrás, durante la gestión del intendente Julio Alak.

El plan Meridiano V para convertir la zona de la vieja Estación Provincial de La Plata, de 71 y 17, en el primer distrito cultural de la ciudad profundizó la grieta en el Frente de Todos con sus dos figuras hasta el momento excluyentes, Victoria Tolosa Paz y Florencia Saintout, e incluyó a un tercero en discordia por parte del oficialismo que es el concejal Javier Mor Roig.

La propuesta comenzó hace muchos años atrás cuando quizás ninguno de los actores de este cónclave sabía que existía la Estación Provincial. La gestión de Julio Alak le posibilitó a un grupo de vecinos las herramientas para iniciar la transformación de la estación, pero finalmente tuvieron un impulso cultural en la era Pablo Bruera.

Fue así que en los últimos espasmos de gestión Bruera que, viendo la explosión cultural que allí se estaba gestando, los centros culturales, vecinos y comerciantes gastronómicos buscaron afinar criterios e hilvanar algún tipo de ordenanza que protegiera a la región. Se reunieron y pudieron darle forma a un proyecto de ordenanza que contuviera la expresión cultural que había explotado en esos últimos años.

La victoria de Julio Garro trajo miles de interrogantes que luego con el paso el tiempo se fueron confirmando. Las fiestas más convocantes: Alcaucil, Cerveza y Carnaval, fueron solapada y descaradamente corridas y explotadas a otros escenarios como la República de los Niños, el predio Municipal del Bosque o la Plaza Islas Malvinas, ante la pasividad de los miembros del Centro Cultural. Meridiano V se quedó rápidamente sin representatividad ni gestión.

Buscando retomar el camino que habían iniciado hace muchos años, algunos de los participantes más antiguos y los verdaderos generadores movida cultural en el viejo espacio ferroviario, comenzaron una serie de reuniones con sectores de la cultura, afines a la diputada provincial Saintout para darle forma al manoseado proyecto.

Pero entre gallos y medianoches, desde la administración de la sede cultural, con el aval de otros espacios que se entremezclan entre los viejos galpones ferroviarios, hoy más afines al intendente salieron espantados y recayeron en el despacho de Javier Mor Roig, porque a su pasividad y sometimiento se le anexa la posibilidad de poner en riesgo sus contratos municipales.

A las apuradas, el radical presentó un proyecto de ordenanza para darle un estatus a la zona comprendida de 72 entre las calles 11 y calle 20; la calle 11 hasta su intersección con 67, por esta hasta la intersección de la calle 14, siguiendo hasta la avenida 66 y por la misma hasta la intersección con la calle 20, para completar en la avenida 72.

En ese proceso, anoticiada de cómo venía la discusión en Meridiano V, apareció en escena la concejala Tolosa Paz que en pocas horas presentó una entrega final de la mesa de discusiones con unas modificaciones en el articulado, aconsejada por viejos referentes culturales locales, que antepone el sentido vecinal por sobre el comercial que trae aparejada la ordenanza oficialista.

A partir de allí, se sintió el cimbronazo en las bases políticas del Frente de Todos que, si bien callaron, la avasallante arremetida de Tolosa Paz, por sobre el trabajo conjunto, no cayó para nada bien. Puertas adentro se supo que las discusiones se hicieron sentir y que también ocurrió algo parecido entre los administradores de los espacios culturales que no son afines al macrismo.

Una fuente consultada afirmó a NOVA que “si bien se venía trabajando en la presentación con reuniones con todos los actores de la zona, la apurada para la presentación de Mor Roig hizo que se moviera el avispero, con la entrada de Victoria explotó todo, ella es así, es un hervidero, y le metió para adelante; ahora hay dos proyectos que se charlan: por un lado, uno que apunta al proyecto cultural más antiguo y, otro, más comercial que es el que pretende el oficialismo. Que, dicho sea de paso, en todo este tiempo más que pagar sueldos en Meridiano no hizo otra cosa”.

Así nomás, el proyecto que alguna vez estuvo en el despacho de Alejandra Sturzenegger, Julio Irurueta, que leyó Marcelo Leguizamón como secretario de Espacios Públicos y que hoy revisan Mor Roig, Tolosa Paz y el sector de Saintout con Ariel Archanco a la cabeza, seguramente tendrá un período más que ordinario en alguna comisión y descansará hasta nuevo aviso.

Lectores: 855

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: