El Político Enmascarado
Exclusivo de NOVA

Los análisis del Político Enmascarado: un Gobierno extraviado en un país impracticable

El Político Enmascarado (PE), asiduo colaborador de NOVA.

El Político Enmascarado (PE) es un hombre oriundo del interior de la provincia de Buenos Aires, afincado en La Plata desde que vino a estudiar allá por el año 1966. Sociólogo y profesor de historia con varias maestrías en el exterior. Se define a sí mismo como un “peronista heterodoxo” con amigos variados de todas las ideologías y partidos.

Fue varias veces funcionario nacional, representó al país en el exterior en una importantísima embajada; fue funcionario provincial en reiteradas oportunidades y también funcionario municipal en La Plata, en el período 73/76, siendo un novel militante.

Su bajo perfil le permite desenvolverse en los más variados ámbitos y sentarse en las más diversas mesas políticas. Cuenta con la confianza de hombres de primer nivel y con la información de mucho de lo que pasa en la política a nivel nacional, provincial y municipal.

Sus análisis y comentarios son sesudos, interesantes y jugosos, a veces insólitos, pero seguramente atraparán el interés de los lectores de NOVA.

-Hay mucha incertidumbre económica en un país que votó hace poco tiempo un signo político que se suponía debería mejorar las cosas con respecto al gobierno anterior…

-Claramente, está usted en lo cierto. Pero nada de eso sucedió, y hay varios factores. Acá ocurre que el “patrón dólar” te condiciona la marcha de la economía en todo sentido, porque hablamos de un país que se transformó en bimonetario en términos culturales, desde hace tiempo. Un gobierno como el actual no te puede venir a decir que “ahorres” en pesos cuando la inflación te dinamita la capacidad de compra del peso día a día. El argentino quiere vivir en pesos y ahorrar en dólares, entonces no hay salida posible. Hay inoperancia y pérdida de rumbo de la gestión, por un lado; y una cultura del “sálvense quien pueda”, por otro…

-¿Usted dice que Alberto Fernández le erró en la frase que esgrimió en los últimos días para incentivar al ahorro en moneda nacional?

-Claro que sí hombre. Debería haberse llamado al silencio. La pandemia y el Covid-19 son, a esta altura, excusas perfectas para tapar el desborde económico imperante. Tenemos superávit comercial, por ejemplo, por el simple hecho de que dejamos de importar, entonces la balanza comercial te da positiva, por tirar uno de los indicadores ponderables en materia macroeconómica. Pero en el día a día, el común de la gente usa el peso para llegar a fin de mes. No le podés decir a la gente que ahorre en pesos, cuando el peso no sirve para nada. Ahí hay un error de comunicación garrafal, para justificar lo injustificable.

-Por eso Enmascarado, habla de un país inviable.

-Lo es, lamentablemente. La pandemia y la cuarentena XL no hizo más que venir a profundizar una crisis que era pre-existente. Pero no hay rumbo económico más allá de los anuncios de los últimos días. Con la emisión monetaria desenfrenada a corto plazo podés ir “zafando” pero a la larga te va a repercutir en más inflación.

-Y en ese contexto cómo ve la economía a nivel bonaerense…

-En Provincia Axel Kicillof va por un camino similar. Si Argentina es impracticable, Buenos Aires es inviable. Ahora, por lo menos evitó abrir un conflicto gremial y cerró las paritarias de acá a diciembre con los estatales y los docentes, a quienes les dio migajas. Pero en fin, es lo que hay…

-Y dígame Enmascarado, en materia política, cómo ve la Provincia…

-La oposición, que también tiene sus internas, está tratando de empezar a marcar la cancha y lo más probable es que la figura que emerja en Juntos por el Cambio sea la de Cristian Ritondo, a quien ya empezaron a medir con miras al 2023. Como ocurre a escala nacional, la “pata peronista” de la alianza Cambiemos va a mantener distancia con los amarillos, porque quiere anotarse porotos en las legislativas del año que viene; no quedar afuera en el reparto, como le pasó, por ejemplo, a Emilio Monzó hace un par de años, que se quedó sin nada después de ser un sostén importante. En ese esquema la figura, de Rogelio Frigerio también puede tallar .

-Entiendo. Ya se está armando el tablero para el año que viene. Usted que es platense, tíreme alguna data de la capital provincial…

-En La Plata hay dos frentes. El del oficialismo, que ya comenzó a jugar a la sucesión de Julio Garro, quien no puede repetir mandato a excepción de que se cambien de nuevo las reglas del juego. Te lo resumo porque es largo: desde el PRO, quienes quieren jugar fuerte en las legislativas 2021 para usarlas de trampolín hacia la intendencia son, de mínima, dos: el senador Juan Pablo Allan y la diputada Carolina Piparo. El radicalismo, que tiene internas este año –o debería tenerlas-, no va a llegar nunca a la intendencia pero se quieren posicionar bien el edil Claudio Frangul –quien tiene postergado su “salto” a la Legislatura provincial desde hace rato- y también tiene pretensiones Diego Rovella, que es diputado pero tiene ínfulas de “intendenciable”, algo, a mi criterio, inviable.

En la oposición habrá que ver cómo se dirime el año próximo el tironeo por las listas en el Frente de Todos. Tengo entendido que el massismo va a pedir protagonismo y que en el albertismo el nombre para la intendencia es “si o si” el de Victoria Tolosa Paz, que perdió al interna con la camporista Florencia Saintout el año pasado. También se mencionó que el lugar que ocupó Saintotut lo podría ocupar ahora el “cuervo” Andrés Larroque. El cupo de “La Cámpora” para jugar el casillero de la intendencia sería para el actual ministro de Desarrollo con la Comunidad de Kicillof… Pero habrá que ver. Es todo futurismo, a esta altura.

-Impecable Enmascarado su análisis, como siempre. Nos vemos en el próximo café…

-Un gustazo amigo, hasta la próxima…

Lectores: 474

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: