NOVA Deportes
En diálogo exclusivo con NOVA

Estefania Cainzo: "México nos dio a las mujeres la posibilidad de mostrarnos en la pista"

La piloto salteña suena con vivir del motociclismo y armar su propia escuela de manejo.

La joven y audaz piloto de motos Estefanía Cainzo dialogó con NOVA, y contó su experiencia en México representando a Argentina en el único campeonato solo para mujeres organizado por la empresa Italika. Sostuvo que el país debe apoyar más la disciplina y a las mujeres que se inician en esta carrera, muchas veces, sin contar con una moto ni un casco. Hoy se prepara además para ser conductora de un programa de deportes extremos.

“Antes de la pandemia estuve a punto de volver a competir en México para representar a Argentina y a Salta, pero una semana antes surgió toda esta situación de pandemia, menos mal que no viajé porque no iba a poder regresar, y quedó todo hasta nuevo aviso. Hoy en día estoy buscando otras opciones ya que las carreras se pararon”, empezó la charla.

Cainzo relató que es caro ser piloto de motos, pero aclaró que es caro para el automovilismo y otros deportes también. “Tuve la suerte que un equipo como la empresa Italika haya apostado a mí, y a otras mujeres pilotos de otros países, y participar de una copa internacional, si no fuese por la empresa que nos contrató para armar esta competencia de mujeres, no se hubiera realizado nunca, mucho menos en Argentina que económicamente está mal.

Lamentablemente, se hace únicamente en México esta competencia, es una experiencia muy linda, México nos dio a las mujeres la posibilidad de mostrarnos en la pista. Estamos muy lejos de que en Argentina se realice una competencia así, no sé si tendrá el respaldo una empresa para sostener todo este equipo; Italika nos ofreció el pasaje, la estadía, el equipo, nos dio todo, en Argentina estamos lejos de poder lograrlo, espero me equivoque”, indicó esperanzada.

“Lo que tiene que tener una mujer para dedicarse al motocislismo es actitud, ganas y pasión, es lo que más impulsa a seguir. Se requiere preparación física y mental, se compiten con mujeres de otros países y varones que compiten para llegar a un podio. La alimentación y el ejercicio son fundamentales. Ahora paré pero voy a retomar de a poquito para no perder el desarrollo de mi habilidad”.

La piloto recordó con NOVA su primera vez en una competencia, y manifestó que “la primera vez que competí fue en una competencia de FZ16 del NOA, fui como una espectadora más y entre charlas entre amigos, Agustín Juárez, me animó a entrar a la pista. Y mis compañeros me prestaron un casco, un mono y la moto. Y ese recuerdo no me lo olvido más. Todo era prestado, no tenía nada. Me entusiasmó mucho la idea de saber que era la única mujer. Ahora tengo mi propia moto, una FZ16, y cuando viajo a México uso una Italika 650”.

Sin emargo, Cainzo, sin pelos en la lengua, señaló la falta de apoyo gubernamental para las mujeres de la disciplina. “Hoy no tengo el apoyo del gobierno, en un momento necesité el autódromo para entrenar pero no sentí el respaldo, si de los medios de comunicación, pero cuesta mucho que el gobierno ayudé. En mi caso buscaba el estadio Martearena para entrenar al no tener la posibilidad de usar el autódromo.

Mi sueño es poder vivir del motociclismo, quiero armar mi propia escuela de manejo, no solo para pilotos sino para las personas que quieran aprender para circular en la calle. Para el motociclismo no hay edad, el límite se lo pone uno”, afirmó.

Estefanía habló sobre cómo encaran los hombres a una mujer piloto, y entre risas, comentó que “en los boliches los hombres me pedían que les enseñe a manejar una moto, algunos no se animan a subirse a una moto manejada por una mujer, otros sí”.

Por último, Estefanía contó sobre la iniciativa de arrancar un programa de televisión propio, que se llamará Ella al extremo, sobre deportes extremos con entrevistas para conocer no solo a los deportistas salteños, sino también a otros que también se esfuerzan por sus sueños.

Lectores: 2120

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: