Judiciales y Policiales
Recoleta

Un peligro: secuestraron más de 7 mil cajas de medicamentos almacenadas en un estacionamiento

La Policía de la Ciudad allanó un estacionamiento del barrio de Recoleta e incautó 7.000 cajas de medicamentos almacenados de manera ilegal.
Personal de la División Delitos Contra la Salud de la Policía de la Ciudad junto con la AGC llevaron a cabo una inspección en un estacionamiento de la avenida Pueyrredón al 1.700
Los efectivos corroboraron que un estacionamiento de cuatro niveles utilizaba tres pisos para el resguardo de gran cantidad de medicamentos e insumos médicos.

Gracias a una investigación, la Policía de la Ciudad allanó un estacionamiento del barrio de Recoleta e incautó 7.000 cajas de medicamentos almacenadas de manera ilegal.

Personal de la División Delitos Contra la Salud de la Policía de la Ciudad junto con la Agencia Gubernamental de Control (AGC) llevaron a cabo una inspección en un estacionamiento de la avenida Pueyrredón al 1.700, por almacenamiento de medicamentos sin las condiciones de higiene y mantenimiento necesarias.

Al llegar al lugar, los efectivos corroboraron que un estacionamiento de cuatro niveles utilizaba tres pisos para el resguardo de gran cantidad de medicamentos e insumos médicos. Esta actividad se encuentra prohibida, ya que no cumple con las condiciones legales para su almacenamiento.

Momentos después, se confirmó que eran visitadores médicos de distintos laboratorios los que guardaban los elementos en el lugar.

Se hizo presente personal del Ministerio de Salud de la Nación, que realizó un relevamiento de las siete mil cajas de diversos laboratorios y ratificó que los propietarios de los fármacos no respetaron la reglamentación que regula el tratamiento, la guarda y disposición de los mismos para el consumo humano, por lo que si se ponían en circulación podrían ser perjudiciales para el organismo humano.

Por este motivo, la Fiscalía Penal Contravencional y de Faltas Número 12, a cargo del doctor Fedullo y ante la Secretaría de la doctora Cevasco, dispuso que se realice un muestreo de los medicamentos para determinar si están en condiciones de ser suministrados a los pacientes y, en el caso de ser aptos, que se distribuyan en los hospitales públicos.

Por su parte, el personal de la AGC procedió a la clausura del lugar, ya que contaba con una habilitación apócrifa.

Lectores: 1067

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: