Judiciales y Policiales
Continúa el misterio

Olavarría: incautaron un auto bajo la sospecha de que en ese vehículo trasladaron el cuerpo del ex militar desaparecido

El vehículo pertenece a Claudio Daniel "Chaco" Ibarra Arrieta, quien está imputado del "homicidio simple" de Carlos Roberto Cordero.

Los investigadores del caso del militar desaparecido desde el 26 de junio último en la ciudad bonaerense de Olavarría secuestraron un auto al único detenido ante la sospecha de que pudo haberlo utilizado para trasladar el cuerpo de la víctima, informaron fuentes policiales.

Se trata de un Renault 12 que pertenece a Claudio Daniel "Chaco" Ibarra Arrieta (38), quien está imputado del "homicidio simple" de Carlos Roberto Cordero (60), cuyo paradero aún sigue siendo desconocido, ya que se esperan los resultados de una serie de peritajes para confirmar si el cadáver calcinado y mutilado hallado el sábado pasado le pertenece.

Según las fuentes, personal de la Subdelegación Departamental de Investigaciones (SubDDI) Olavarría allanó el domicilio del acusado en esa ciudad bonaerense y secuestró el auto y también varias prendas de vestir que serán analizados por los peritos de la Policía Científica.

Una de las hipótesis que manejan los pesquisas es que ese vehículo pudo haber sido utilizado para trasladar el cuerpo de la víctima. En tanto, la fiscal de la causa, Paula Serrano, aguarda los resultados del cotejo del ADN extraído del cadáver encontrado con el perfil genético de la hija de Cordero para confirmar si el mismo pertenece al militar buscado.

Por su parte, Ibarra Arrieta continúa formalmente detenido a disposición de la jueza de Garantías 1 de Olavarría, Fabiana San Román. El sospechoso fue apresado el sábado en una vivienda ubicada en la calle Joaquín Pourtalé al 2300, de Olavarría, en el marco de la investigación de la desaparición del militar retirado.

Según las fuentes policiales y judiciales, Ibarra Arrieta tiene varios antecedentes penales por diversos delitos, entre ellos "robo, amenazas y tenencia de armas", desde por lo menos 2003.

El "Chaco" purgó penas en la Unidad Penitenciaria 27 de Sierra Chica, de la cual se escapó en 2008 aunque fue recapturado rápidamente; y en la Unidad Penitenciaria 14 de General Alvear de la que también huyó en 2012 hasta que lo volvieron a apresar.

De acuerdo a las fuentes, el acusado comenzó a ser investigado por la desaparición de Cordero luego de que la fiscal recibió el informe de llamadas telefónicas de la víctima, que reveló que se había comunicado con el sospechoso y pactado un encuentro.

En ese sentido, se investiga si el acusado le tendió una trampa con el objetivo de robarle. Además, los pesquisas establecieron a través de las cámaras de seguridad que Ibarra Arrieta estuvo con el hombre desaparecido dentro del Ford Fiesta Max propiedad de Cordero y que, luego, apareció incendiado.

Mientras que un testigo de identidad reservada declaró que vio al ahora acusado junto a Cordero en inmediaciones a los lugares registrados por las imágenes de las cámaras de seguridad.

En tanto, el cadáver fue encontrado por un hombre que caminaba a la vera de la ruta provincial 226 y calle Junín, a metros de un santuario del Gauchito Gil, en Olavarría.

Desde un comienzo, las sospechas apuntaron a que se podía tratar de Cordero, quien actualmente realizaba tareas como gasista y cuya familia le perdió el rastro hace 15 días cuando su auto apareció incendiado en la calle 5 y avenida Colón, a unos dos kilómetros de donde posteriormente se encontró el cadáver.

A raíz de la desaparición de Cordero -padre de cuatro hijos-, el Ministerio de Seguridad bonaerense ofreció una recompensa de entre 200.000 y 300.000 pesos para quienes aporten información que permita determinar su paradero.

Lectores: 825

Envianos tu comentario