Judiciales y Policiales
Retrasaron el juicio contra CFK

¡Calentitos los panchos! Una decisión de la Corte hizo explotar de bronca a Cambiemos

Germán Garavano, ministro de Justicia y Derechos Humanos, uno de los más calientes con la Corte Suprema. (Dibujo: NOVA)

En el Gobierno no pueden pensar en otra estrategia electoral que no sea el debilitamiento del otro, es decir, de mejorar el país ni hablemos. En este sentido, están rogando y presionado para que Cristina Fernández de Kirchner afronte su juicio oral y público por la obra pública pero la Corte Suprema de Justicia lo retrasó y en Cambiemos explotan de la bronca.

Sin dudas que si CFK se pasea por los pasillos de los tribunales de la Justicia, debilita su imagen política de cara a las elecciones. Desde la Casa Rosada quieren precisamente eso, como si los tiempos de la Justicia fueran de la mano con los tiempos de la política.

De esta forma, Germán Garavano, ministro de Justicia y Derechos Humanos, disparó contra el máximo tribunal: "La verdad que es un fallo muy inusual con un condimento político muy grande, preocupa. Esto lo que hace es impedir la realización de un juicio oral, que es el momento donde los fiscales acusan y las partes acusadas se defiendan", dijo.

"La revisión de la Corte o de las Cámaras son después de hecho el juicio y dictada la sentencia, en ningún lugar del mundo se producen antes de la decisión de los casos, eso también es muy peculiar de nuestro sistema que ha servido para generar impunidad o demoras de entre 10 y 13 años", agregó el hombre del Gabinete.

Pero también Laura Alonso, titular de la Oficina Anticorrupción, sigue sangrando por la herida y dijo: "Esperamos que los jueces Rodrigo Giménez Uriburu, Jorge Gorini y Andrés Basso, den inicio al juicio de Obra Pública el 21 de mayo porque saben perfectamente que pueden hacerlo y que ni siquiera esta alocada decisión de la Corte lo suspende".

Además, la funcionario del PRO agregó que es “una escandalosa resolución con olor a Alberto Fernández en busca de impunidad para la ex presidenta. Es una vergüenza republicana”.

Recordemos que Alonso es probablemente la funcionaria que más insiste con el enjuiciamiento por presunta corrupción a integrantes del gobierno anterior pero en un sincericidio, sin sonrojarse, admitió que ella no investiga al Gabinete actual.

Por último, Marcos Peña tuvo también declaraciones en sintonía: "Hay una intencionalidad política de que Cristina Kirchner no vaya a juicio", opinó. Y concluyó: “Cuando se dilata ese proceso, se debilita la credibilidad del sistema”.

Lectores: 842

Envianos tu comentario