Política
Elecciones

Se viene a pique: los resultados de Córdoba profundizan la crisis del radicalismo

Se debilita la posición de aquellos radicales que promueven un mantenimiento del status quo dentro de la coalición de gobierno y los resultados de Córdoba no hacen más que confirmar el mal momento que atraviesa el partido centenario. (Dibujo: NOVA)

A pocos días de que se celebre la Convención Nacional de la UCR para ratificar o modificar la estrategia de alianzas electorales de cara a las próximas elecciones presidenciales, se debilita la posición de aquellos radicales que promueven un mantenimiento del status quo dentro de la coalición de gobierno y los resultados de Córdoba no hacen más que confirmar el mal momento que atraviesa el partido centenario.

Con el apoyo del propio Mauricio Macri, de Elisa Carrio y de María Eugenia Vidal, Mario Negri no pudo evitar el papelón y ni siquiera logró arañar los 20 puntos, lo que hace muy difícil que el diputado se pueda presentar en la Convención de su partido a proponer la continuidad de un acuerdo que le generó una crisis interna en la provincia y una derrota estrepitosa.

Vale recordar que el radicalismo fue a las urnas dividido y el sello partidario lo mantuvo Ramón Mestre, el intendente de la Capital, que finalmente salió tercero con casi el 11 por ciento de los votos, y el apoyo de los radicales que buscan tomar distancia del gobierno y proponer nuevas alianzas para octubre.

Llamó la atención el silencio que mantuvieron los radicales que como Ricardo Alfonsín y Federico Storani, se paran en la vereda de en frente del gobierno y promueven una ruptura de Cambiemos, e incluso una fractura del radicalismo si no prima su posición en la Convención.

Cierto es que Mestre terminó la elección con peores números que Negri, pero como le gusta decir a Alfonsín esos son “todos” votos del radicalismo, que podrían sumarse a un candidato presidencial diferente de Macri que sea apoyado por la UCR cordobesa.

El problema para los radicales “díscolos” es que la figura de Roberto Lavagna no termina de levantar en las encuestas, lo que con el correr de los días le hace perder entusiasmo a todos sus promotores, sobre todo cuando empiezan a sonar Miguel Ángel Pichetto y Juan Manuel Urtubey como posibles compañeros de fórmula, es decir, un escenario en el que otra vez el radicalismo sería relegado.

Por eso los contactos de las últimas horas entre radicales de distintas vertientes tienen que ver con la búsqueda de consensos internos para evitar fugas, y para llegar con algún nivel de acuerdo a la Convención.

Pero por ahora todo es incertidumbre y no parece que los dirigentes nacionales del radicalismo pudieran alcanzar equilibrio para evitar la crisis o alejar el fantasma de alguna ruptura en el horizonte cercano.

Lectores: 1325

Envianos tu comentario