Política
Siempre polémica

Se armó la gorda: Carrió no se hizo cargo de ser "pianta votos" y apuntó contra otro dirigente de Cambiemos

Elisa Carrió intentó encontrarle el lado buena a la durísima derrota de Cambiemos en Córdoba. (Dibujo: NOVA)

Apenas conocida la durísima derrota de Cambiemos en Córdoba, una de las principales figuras oficialista que había viajado a la provincia para intentar fortalecer el espacio fue una de las primeras en despegarse. Así, la diputada de la Coalición Cívica intentó liberarse de culpa y cargo y, por el contrario, responsabilizó a otros de los resultados en las urnas.

La siempre polémica Elisa “Lilita” Carrió, lejos de apoyar a Mario Negri una vez que se conocieron los resultados electorales, salió con los tapones de punta: “Hubiera preferido que algún ministro del Interior acompañara más", en referencia a Rogelio Frigerio y una clara crítica hacia la cúpula de la Casa Rosada.

En sintonía, la legisladora sostuvo que “yo he sacado menos votos que Mario, quien sacó mucho, porque 400.000 votos en Córdoba es mucho”, y acto seguido añadió que “Córdoba jugó a la historia de Cambiemos, no jugó al resultado electoral de la gobernación. Córdoba jugó a que Cambiemos esté representada por personas decentes”.

Minutos después, en un bunker con poca algarabía, Carrió ensayó una especie de elogio e intentó encontrarle el lado bueno a un nuevo fracaso electoral de la alianza oficialista: “Yo que soy la fracasada más exitosa de la Argentina digo que lo importante es sembrar para que haya cosecha. El problema del PJ es que ya no siembra".

Para finalizar, Lilita sostuvo que “acá no importan los aparatos políticos ni el dinero público. Importan la decencia y en el seno de Cambiemos ganó la decencia y yo los aplaudo” y, en un mensaje hacia Juan Schiaretti, le recordó que las obras públicas que llevó a cabo en su provincia no hubieran sido posibles sin el gobierno de Mauricio Macri.

Lectores: 1955

Envianos tu comentario