Panorama Político Bonaerense
Panorama político bonaerense

Ahora a buscar qué anunciar en la provincia

Vidal le ordenó a sus ministro que salgan a buscar acuerdos con los sectores económicos de la provincia. (Dibujo: NOVA)

Por Maxi Pérez (@perezmaxi), corresponsal de NOVA en Casa de Gobierno y Legislatura

El plan económico de emergencia que presentó el gobierno nacional, lejos estuvo de ser comunicado como la consecuencia de los reclamos que en materia económica venían realizando la gobernadora María Eugenia Vidal, el jefe de Gobierno de CABA, Horacio Rodríguez Larreta y algún sector del radicalismo y fue más bien un mensaje electoral por iniciativa de Balcarce 50.

Para evitar quedar retrasado, el gobierno de la Capital Federal anunció rápidamente que se suspendía el aumento del boleto del subte que ya se había autorizado, lo que dejó a la provincia en clara posición adelantada y sin ningún tipo de anuncio y/o acuerdo para exhibir, siempre en el marco del plan de “alivio” que lanzó el equipo de Mauricio Macri.

Por eso Vidal le ordenó a sus ministros que salieran raudamente a “buscar acuerdos” que puedan ser presentados en el marco de un acompañamiento de las medidas presentadas por el gabinete nacional en la conferencia de prensa del miércoles pasado, mientras que desde el equipo de comunicación ganaban tiempo haciendo correr el rumor de que el ejecutivo bonaerense está “analizando” los anuncios que va a realizar.

Lo cierto es que los funcionarios enviaron notas y realizaron pedidos de reuniones con Cámaras Empresarias, Asociaciones Pymes, Colegios Profesionales y entidades comerciales intentando acelerar acuerdos para congelar precios de algunos productos u ofrecer algún tipo de beneficio a titulares de planes sociales de la provincia.

En materia de servicios públicos todavía es una incógnita qué va a ocurrir, sobre todo en el nivel de las cooperativas del interior, que no tienen capacidad de absorber un congelamiento de tarifas si la medida no está acompañada de un congelamiento de los costos que deben pagar para brindar los servicios, algo que en principio el gobierno provincial no está en condiciones de garantizar.

Charlando con el enemigo

El alto nivel de interacción entre el gobierno nacional y el provincial no se limita en este caso al plan de emergencia económica, y a las cuestiones de gestión, sino que en el marco del proceso electoral que se avecina también buscan desarrollar estrategias conjuntas, sobre todo para impedir el “fuego amigo”.

La posición crítica de algunos radicales como Ricardo Alfonsín y Federico Storani pueden tener poca o nula injerencia en los resultados para Vidal, pero a nivel nacional la profundización de la pelea con un sector del radicalismo provoca tensiones con otros socios de la Alianza Cambiemos y envalentona a dirigentes locales que reclaman cada vez mayor participación en desmedro de los candidatos del PRO.

Ese es justamente el riesgo en los municipios bonaerenses, en los que los radicales con mirada críticas siguen siendo figuras de peso, que quizá no concitan el apoyo suficiente para lanzarse al ruedo en solitario, pero que sí podrían complicar el escenario para el oficialismo si deciden dar un paso al costado o militar la elección “a reglamento”.

Nadie se anima por ahora a sacar los pies del plato, pero las reuniones con los “armadores” del espacio que lidera Roberto Lavagna existen y el desembarco de Margarita Stolbizer junto al ex ministro de Economía entusiasmó todavía más a algunos radicales del interior que se quejan porque no encuentran su lugar en Cambiemos.

Pero de todas maneras para evitar rebotes bonaerenses, el encargado de intentar calmar las aguas es el jefe de gabinete nacional, Marcos Peña que convocó a reuniones por separado a Alfonsín y Storani para la semana que viene, y buscará consensos para bajar el nivel de críticas en la provincia y sobre todo ordenar las internas partidarias para evitar las PASO en la mayoría de los distritos y buscar candidatos de consenso.

Lectores: 325

Envianos tu comentario