Economía y PyMES
Crisis económica

Descubrió la pólvora: Sandleris admitió que la inflación genera "un gran daño a los más humildes"

Guido Sandleris, presidente del Banco Central de República Argentina. (Dibujo: NOVA)

Luego del Instituto Nacional de Estadística y Censos (INDEC) diera a conocer la abultada cifra de la inflación de marzo, el presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA), Guido Sandleris, tuvo un sincericidio y afirmó que la crisis genera “un gran daño” y, sobretodo, “a los más humildes”. La inflación, por su parte, fue “demasiado alta”.

No obstante, su Gobierno continúa profundizando el escenario económico más crítico que se haya vivido desde el 2001 en adelante. A pesar de que anunciaran medidas que maquillan la situación y no la solucionan de fondo –con un claro fin electoral-, la deuda pública continúa su curso de engrosamiento y el Fondo Monetario Internacional (FMI) apoyó públicamente la política del Banco Central.

Con la caradurez que caracteriza a Cambiemos, Sandleris aseguró que la política monetaria "logró reducir la inflación del 6,5 por ciento en septiembre al 2,6 por ciento en diciembre". No obstante, se remonta a meses atrás cuando en lo poco que transcurrió del año, la inflación fue cercana al 10 por ciento.

Para colmo, si uno toma los datos oficiales del propio INDEC, en los últimos 12 meses, el acumulado interanual de la inflación se sitúa en el ¡54,7 por ciento! Una barbaridad teniendo en cuenta que otros países con economías más estables varían sus precios en el lapso de un año lo que aquí sube en tan sólo un mes, aproximadamente.

"Entiendo perfectamente la preocupación que genera en la gente", dijo con cinismo el titular del BCRA, aunque realmente no queda claro si el gobierno de Mauricio Macri es consciente de la realidad económica desastrosa que están llevando a cabo.

Con más palabras esperanzadoras, Sandleris vaticinó un futuro mejor: "Vamos a dar vuelta este presente y la historia inflacionaria de nuestro país quedará atrás", dijo enfático como parte de un discurso que se les está agotando. Ya nadie les cree.

Por último, como si ya no fueran tantas malas noticias, el FMI salió a respaldar públicamente la política del Banco Central: "Los últimos datos del Índice de Precios al Consumidor muestran que romper la inercia inflacionaria continúa siendo un desafío difícil para las autoridades argentinas. El actual esquema de la política monetaria está diseñado apropiadamente para atacar este desafío”, publicó Gerry Rice.

Lectores: 939

Envianos tu comentario