Política
Ante el fracaso en las elecciones

El Gobierno Nacional toma medidas populistas y el peronismo se presenta como el portador de la racionalidad económica

Los resultados electorales confirman la caída de la imagen de la alianza Cambiemos. (Dibujo: NOVA)

Por Alberto Lettieri, especial para NOVA

El Gobierno Nacional no para de cosechar el producto de su amarga siembra. Las encuestas muestran a la gestión de Mauricio Macri con más del 70 por ciento de desaprobación, y perdiendo en un ballotage con cualquier candidato opositor. Aún si fuese Cristina Fernández de Kirchner la contendiente, aunque en este caso el final sería cabeza a cabeza. Con cualquier otro antagonista –Roberto Lavagna, Sergio Massa o Juan Manuel Urtubey-, la derrota sería por paliza.

Los resultados electorales confirman este contundente pronóstico. En La Pampa perdió por knock out las PASO con el radicalismo. En Neuquén y Río Negro decidió respaldar a opciones provinciales, ya que se había quedado sin gasolina para presentar candidaturas propias. Y, de todos modos, los vencedores salieron a despegarse de Macri, reafirmando la autonomía de esos espacios.

Las PASO celebradas en San Juan y Entre Ríos, provincias donde el peronismo logró unificarse bajo la batuta de Sergio Uñac y Gustavo Bordet, lo dejaron en situación calamitosa. Los Gobernadores obtuvieron el 55 por ciento de los votos, con más de 20 puntos de diferencia. El 15 de mayo tendrá la prueba decisiva antes del cierre de alianzas nacionales en la Provincia de Córdoba, donde el Gobernador Juan Schiarett parece encaminarse a una victoria decisiva, sumando a su espacio, además, a socialistas y margaritos.

Mientras tanto, los radicales en gestión intentan dar sobrevida a Cambiemos postergando indefinidamente la celebración de una Convención Nacional que, en caso de realizarse hoy, marcaría el epitafio de la alianza.

Tal es la necesidad de celebrar alguna victoria, que el presidente Mauricio Macri, a falta de otro candidato más significativo, debió contentarse con felicitar a su amigo, el golfista "Gato" Romero, por su reelección en el pequeño municipio de Villa Allende (Córdoba). Lo que no tuvo en cuenta es que Cambiemos perdió en las elecciones de ayer 28 municipios que controlaba a manos del PJ: Las Perdices, Villa Cañada del Sauce, San José de las Salinas, Villa San Isidro, Inriville, Pozo del Nolle, Caminiaga, Quilino, Río I, Capilla del Monte, Ucacha, Obispo Trejo, La Higuera,Cintra, San Marcos Sud, Valle Hermoso, Balnearia, Monte Maíz, Del Campillo, Italo, Santa Cruz del Lago, W. Escalante, Villa Sarmiento, Diego de Rojas, Cura Brochero, San Roque, Malvinas Argentinas y Las Rabonas.

El Diario de Macri parece estar superando, con creces, la creatividad del tradicional Diario de Yrigoyen. Con las cartas en la mano, el gobierno ha decidido tratar de generar una ficción económica, echando mano a una serie de medidas que tradicionalmente descalificó como “populistas”: retraso cambiario, venta de divisas para sostener el precio del dólar, retorno del Ahora 12 dentro del Plan Procrear para materiales de construcción, créditos blandos para jubilados y beneficiarios de la ANSES, nuevo listado de precios cuidados, constituyen los principales rubros que trascendieron, y que serían anunciados por el presidente Mauricio Macri en el curso de la semana.

Pero la mayoría duda de que el hasta ahora denominado “Plan Primavera”, y que muchos definen como “Aguantar hasta las elecciones”, consiga sostenerse con el paso de las semanas, cuando los dólares de la cosecha dejen de liquidarse y la sideral tasa de interés continúe dinamitando los restos del aparato productivo que recibió a fines de 2015.

Mientras el Gobierno Nacional confía en lo que más resultado le ha dado -la venta de utopías incumplibles y la desacreditación mediática y judicial de la oposición-, insistiendo en promover políticas económicas irracionales que sólo fomentan la especulación financiera y la privatización de la economía, el peronismo se muestra decidido a presentar sus propuestas expresando una racionalidad económica que sus antagonistas siempre se adjudicaron, pero que han resignado durante la actual gestión de Cambiemos.

El programa del peronismo es claro y transparente: apostar a la producción y a la expansión del mercado interno, bajar las tasas de interés y garantizar el empleo, para así fomentar la recuperación de la matriz productiva de la Argentina.

El principal problema es que cada día que pasa, la economía argentina desciende un estadio mas, sin solución de continuidad. Con una inflación récord a nivel internacional, un endeudamiento inédito y un riesgo país que ha superado a la Venezuela de Maduro, pocos son los que se animan a imaginar las condiciones en que asumirán las autoridades nacionales el 10 de diciembre. Trátese de quienes se traten.

Lectores: 717

Envianos tu comentario