Editorial
Puntos de vista

Quinta a fondo

El globo oficialista está cada vez más pinchado y en claro descenso. (Dibujo: NOVA)

Una nueva elección provincial se celebró el domingo pasado y se produjo otro nuevo fracaso de la alianza Cambiemos, que ya suma su quinta derrota apabullante en lo que va del año. En esta oportunidad, en Entre Ríos, el peronismo unido se impuso categóricamente, sacándole poco más de 20 puntos de diferencia al candidato de la Casa Rosada.

En las PASO, el gobernador Gustavo Bordet, bajo una fórmula conjunta con el kirchnerismo y el PJ, se llevó la victoria con el 58,15 por ciento de los votos, mientras que Atilio Benedetti, quien representó al oficialismo nacional, apenas cosechó el 33,65 por ciento, según los datos oficiales. Esto se traduce en un nuevo golpe al Gobierno de Mauricio Macri.

En las elecciones anteriores, si bien ganaron las fuerzas provinciales, el escenario fue similar y Cambiemos siempre terminó por detrás del peronismo, llevando preocupación al círculo íntimo presidencial. Incluso, en esta última oportunidad, la estrategia fue mostrar a Benedetti junto a María Eugenia Vidal, la dirigente con mayor imagen positiva, pero sin embargo no funcionó.

El contexto de cara a octubre asoma desfavorable para el oficialismo. Este contexto se repitió también en San Juan, donde el peronismo unido, representado por Sergio Uñac, obtuvo el 55 por ciento de los votos, contra el 32 de Cambiemos, mientras que, en Río Negro, Neuquén y Chubut, la fuerza encabezada por Macri terminó tercera, detrás de espacios provinciales y el PJ.

Incluso, se podría tomar como una sexta derrota para el presidente lo que sucedió en La Pampa, donde en la interna el candidato radical Daniel Kroneberger venció ampliamente al ex futbolista y ex secretario de Deportes, Carlos Javier Mac Allister, el elegido por la Casa Rosada, por más de 30 puntos de diferencia.

Este nuevo resultado es un doble mensaje: interno, por un lado, hacia toda la oposición sobre que la posibilidad de sellar la unidad, sería ponerle el gancho al certificado de defunción del macrismo y, externa por el otro lado, hacia Cambiemos, que tendrá que afinar la puntería si no quiere caer derrotado al peronismo en octubre de este año.

Lectores: 431

Envianos tu comentario