Editorial
Puntos de vista

Se sigue pinchando el globo

El globo del PRO continúa cayendo y recibiendo golpes electorales.

Otra elección en una provincia significa un duro golpe al oficialismo nacional. El primer cimbronazo fue en La Pampa, donde el macrismo puro representado por el ex futbolista Carlos Mac Allister perdió la interna contra el candidato radical Daniel Kroneberger, algo que encendió la mecha de toda la UCR para poder negociar más espacio dentro de la alianza.

El segundo traspié fue en Neuquén, donde el hombre de Cambiemos que encabezó la boleta para ser gobernador, Horacio “Pechi” Quiroga, quedó tercero, muy por detrás de Omar Gutiérrez Movimiento Popular Neuquino (MPN), quien fue reelecto en su cargo y de Ramón Rioseco, referente de Unidad Ciudadana.

Aunque se quiso hacer una lectura de que ese resultado significó una derrota para el espacio que conduce la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, lo cierto es que fue otro golpe de realidad para Mauricio Macri y su núcleo duro, más allá de que Quiroga, en la última etapa de la campaña, intentó desligarse de la figura presidencial, a sabiendas de que era perjudicial estar demasiado pegado a la Casa Rosada.

El tercer cachetazo electoral del año fue el pasado domingo en San Juan, donde en las PASO provinciales, el gobernador Sergio Uñac se impuso con holgura con el 55 por ciento de los votos, con más de 20 puntos de diferencia frente al candidato que era apoyado por el macrismo, Marcelo Orrego, en una tendencia irreversible de cara a las generales.

Este triunfo de Uñac podría transformarse en un mensaje para el Partido Justicialista y el resto de los sectores del peronismo para que se avance en la ansiada y lejana unidad. En ese marco, José Luis Gioja admitió que el gobernador reelecto podría ser un buen dirigente que acompañe a Roberto Lavagna en una posible fórmula presidencial.

Aunque se nieguen a confirmarlo, en la Casa Rosada reina el temor y los nervios, no solamente por las encuestas que reflejan un deterioro infalible de la imagen positiva de Macri, sino que, además, en los primeros tres comicios importantes del año, no ha podido imponerse Cambiemos en ninguno y eso debilita las posibilidades de una reelección a nivel nacional.

Lectores: 3044

Envianos tu comentario