NOVA Show
Cine

Abrió el ciclo "El Ente: sexo prohibido", con películas famosas que fueron censuradas en épocas de dictadura

  • Para el Ente de Calificación Cinematográfica, lo sexual no dejaba de ser político.
    Foto 1 de 2
  • Para el Ente de Calificación Cinematográfica, lo sexual no dejaba de ser político.
    Foto 2 de 2

El Complejo Teatral de Buenos Aires y la Fundación Cinemateca Argentina organizaron un ciclo denominado “El Ente: sexo prohibido”, que se llevará a cabo hasta el lunes 1° de abril en la Sala Leopoldo Lugones del Teatro San Martín (Av. Corrientes 1530, CABA).

A cincuenta años de la creación del tristemente célebre Ente de Calificación Cinematográfica, el ciclo propone una revisión de algunos de los films -de Federico Fellini a Stanley Kubrick, pasando por Ingmar Bergman y Pier Paolo Pasolini- censurados en Argentina durante las dictaduras cívico-militares, esencialmente por su contenido sexual, en tanto que lo sexual para el Ente no dejaba de ser político.

Se verán tanto películas prohibidas en su totalidad como aquellas que, en su momento, se exhibieron mutiladas, ahora en versiones completas. El ciclo también incluye films inéditos hasta ahora en Argentina de Russ Meyer, Vilgot Sjöman y Dusan Makavejev, entre otros. Además, se verán algunos fragmentos originales en 35 mm correspondientes a los cortes practicados por la censura de la época.

Aunque ya había abundantes casos de censura previa, el Ente de Calificación Cinematográfica fue creado especialmente en enero de 1969 por la ley 18.019 del gobierno de facto de la segunda junta militar de la autodenominada Revolución a Argentina (1966-1973). Desde su instauración y hasta fines de 1983 prohibió y/o mutiló 727 largometrajes y promovió la autocensura tanto en cineastas argentinos como en distribuidores locales de films extranjeros.

El primer censor a cargo fue el abogado Ramiro de la Fuente, luego reemplazado por el periodista Miguel Paulino Tato, inmortalizado como el “Señor Tijeras” por la canción de Sui Generis.

Salvo una fugaz intervención del Ente a fines de 1973 a cargo del cineasta Octavio Getino, que durante tres meses liberó la exhibición de unas ochenta películas argentinas y extranjeras que luego en su mayoría volvieron a ser prohibidas, el organismo siguió vigente hasta que asumió el gobierno democrático de Raúl Alfonsín.

El 22 de febrero de 1984, el entonces secretario de Cultura de la Nación, el dramaturgo Carlos Gorostiza, anunció junto con el cineasta Manuel Antín, a cargo del Instituto Nacional de Cine, la disolución del Ente. Ese mismo día, el Senado de la Nación, con la ley 23.052, puso fin oficialmente a ese organismo de censura.

Desde entonces, están en vigencia unas comisiones de calificación para protección a la minoridad, que son las que, con ligeros cambios, siguen funcionando hoy en día. El lema de entonces era prohibido prohibir. A tal punto de que Antín se preocupó especialmente por cuidar cuestiones de semántica: allí donde decía “prohibida para mayores de 18 años” debió decirse (y costó borrar la palabra del vocabulario del público) “sólo apta para mayores de 18 años”.

Lectores: 1503

Envianos tu comentario