Economía y PyMES
Menos personas utilizan el servicio

Te dejan a pata: el transporte subió hasta un 700 por ciento desde que asumió el Gobierno

El colectivo, los trenes y el subte son muchísimos más caros desde fines de 2015.

La semana pasada, nuevamente, el transporte público volvió a aumentar sus tarifas. Pero la novedad en este caso es la cifra alarmante de los incrementos desde fines de 2015, cuando asumió Mauricio Macri a la Presidencia, a esta parte: hasta un 700 por ciento subió el servicio.

La inflación del año pasado cerró en los 47,6 puntos porcentuales según el INDEC. En febrero, el mismo ente estadístico determinó que fue de 3,8 por ciento en tan sólo 28 días. Los especialistas vaticinan que el 2019 tendrá una tendencia alcista de los precios que trepará por sobre los 35 puntos porcentuales.

En esta línea, las promesas de campaña y las chicanas al anterior gobierno de Cristina Fernández de Kirchner quedaron en la nada y dejaron al descubierto la falencias gubernamental de Cambiemos. Ellos habían chapeado: "la inflación es la demostración de tu incapacidad para gobernar".

Pero el dato sobresaliente es la suba indiscriminada del transporte público: el boleto mínimo del colectivo en 2015 costaba 3 pesos, ahora 18. Esto significa un 500 por ciento más, únicamente en esta rama.

Por ejemplo, los trenes Mitre, Sarmiento y San Martín en 2015 valían 2 pesos. En la actualidad, tras el último aumento, pasaron a valer 12,3 pesos. Un incremento del 513 por ciento, es decir, un número similar.

No obstante, los peores datos estadísticos lo arrojan el ferrocarril Belgrano Norte con un incremento del 575 por ciento, el Roca y Belgrano Sur con un 675 por ciento y, por último, la línea Urquiza con ¡700 puntos porcentuales de inflación!

En cuanto a los subtes, en 2015 costaba 4,50. En la última audiencia pública, del pasado miércoles, la firma Subterráneos de Buenos Aires (Sbase) pidió que para mayo el boleto trepe hasta los 21 pesos. Es decir que el acumulado se fijaría en el 367 por ciento.

Pero eso no es todo, según una encuesta de Adecco Argentina, en 2019 respecto a 2018, la cantidad de personas que abandonaron los medios de transportes públicos aumentó notoriamente: pasó de un 15 por ciento a un 19, quienes caminan, y de un 8 por ciento a un 9, quienes se movilizan en bicicleta.

Para colmo, la mayoría de los encuestados aseguraron que transportarse implica entre un 10 y 25 por ciento de su salario mensual o incluso más. Si a esto le sumamos los aumentos en otras tarifas como la luz, el gas y el agua, que vieron subas superiores al mil por ciento, el poder de compra salarial de un trabajador promedio ha caído estrepitosamente.

Lectores: 250

Envianos tu comentario