Provincia de Buenos Aires
Advertencia de los trabajadores

Molinetes y barreras convertirían al edificio de Desarrollo Social de la provincia en un "Cromañón"

De concretarse la obra, el edificio ubicado en calle 55 entre 6 y 7 se transformará “en una trampa mortal”, aseguraron los trabajadores. (Foto: NOVA)

Por Isaac Quispe Rojas, de la redacción de NOVA

Los trabajadores del Ministerio de Desarrollo Social de la provincia de Buenos Aires realizaron este miércoles 13 de marzo una jornada de lucha para advertir las duras consecuencias que acarreará la instalación de molinetes y controles biométricos. De concretarse la obra, el edificio ubicado en calle 55 entre 6 y 7 se transformará “en una trampa mortal”, aseguraron.

"Lo llamamos edificio Cromañón", aseguró Mariana Chiorra, delegada de la Junta Interna de ATE, en diálogo con NOVA, quien además relató que las barreras se colocarán en el hall principal y en el subsuelo que da a la cochera, que son las únicas dos salidas de emergencia.

La empresa a cargo de la obra es GS 4, que además está facultada de pedirle los datos a los empleados, quienes se oponen al hecho y exigen que sea la Dirección de Personal la encargada de registrar el presentismo.

En este contexto, el gobierno provincial de María Eugenia Vidal busca avanzar en la instalación de molinetes en los 17 organismos públicos que demandará un gasto de 56.7 millones de pesos bajo la forzada excusa de que "estemos más tranquilos, pero acá estamos entrampados, frente a cualquier siniestro no tenemos cómo salir", advirtió Chiorra.

Desde ATE ya hicieron las correspondientes presentaciones ante Bomberos y el Ministerio de Trabajo, quienes no habilitaron la instalación. Es por ello que, ante cualquier situación de emergencia, "responsabilizamos al ministro Santiago López Medrano, a quien nunca le hemos visto la cara", inquirió.

Otra de las dependencias donde avanza la medida de vigilancia, es el Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia, donde ya se instalaron los molinetes y los controles biométricos en la sede central ubicada en calle 115 y 70. Allí las condiciones de infraestructura no son las más adecuadas.

Al respecto, María José Cano, delega de ATE del Organismo Provincial de Niñez y Adolescencia, indicó que el edificio "no asegura condiciones dignas para poder desarrollar nuestra tarea", con un sistema eléctrico totalmente deficitario donde "hemos llegado a la situación de tener que turnarnos para usar las computadoras”.

Para Cano, la decisión de avanzar en la conformación de la Comisión Jurisdiccional de Seguridad e Higiene Laboral está en manos de López Medrano porque las condiciones edilicias afectan al resto de las dependencias estatales, "donde no solo están los trabajadores sino los pibes y pibas más vulnerados de la provincia".

Por último, Cano aseguró que permanecerán en estado de alerta y solidarizándose con el resto de los organismos estatales donde se avanza con la instalación de molinetes, porque "nosotros consideramos que esa inversión millonaria debería ser destinada a políticas sociales", finalizó.

Lectores: 982

Envianos tu comentario