Economía y PyMES
El desastroso plan de Cambiemos

La crisis económica marcada por el desempleo y la caída de la industria

La industria nacional, se hunde cada día un poco más. (Dibujo: NOVA)

La crisis económica producida por el gobierno de Mauricio Macri es, a esta altura, indisimulable. La inflación ahorca a los trabajadores, la pérdida adquisitiva de sus salarios es cada vez mayor, la devaluación de la moneda local es un hecho.

Pero el nivel de desempleo, algo realmente preocupante, es otro de los temas que ponen en jaque a las políticas de la Casa Rosada. Sin ir más lejos, se filtró un video que deja a la vista la situación desesperante que atraviesan aquellas personas sin empleo.

Las imágenes son más que elocuentes: 5.000 personas generaron una avalancha humana sobre una empresa de limpieza que abría una convocatoria a tan sólo 10 puestos laborales. La desesperación a flor de piel, para obtener un trabajo, es un fiel retrato de un panorama desolador.

Pero este hecho no es aislado, sino que forma parte de un todo, de un contexto social, político y económico. Los datos revelan que grandes empresas se encuentran en jaque por el plan de Cambiemos.

Salieron a la luz problemas de distintas índoles en grandes firmas como Coca-Cola, Peugeot, Honda, Molinos Cañuelas, Fate, Verónica, La Suipachense, Carrefour, Zanella, Garbarino, Villa del Sur, Editorial Atlántida, Metalpar, entre otras. Esto indica que la industria se viene en picada.

A estas empresas, también se suma la pérdida operativa de Arcor, Molinos Río de la Plata y Mastellone, por ejemplo. En muchas de todas las mencionadas, hay factores en común como el procedimiento preventivo de crisis, retiros voluntarios y despidos, reducción de horas de empleo, quiebres y hasta el cierre de las mismas.

En esta línea, los datos del INDEC determinan que la industria nacional en el país, en líneas generales, está trabajando a media máquina. Esto significa que sólo se utiliza un poco más de la capacidad productiva total de las fábricas.

Muchas de las industrias solo pueden producir en un 56,2 por ciento, según los datos de enero que reveló el ente oficial de estadísticas, porque en muchos casos los insumos que se compran en el exterior, en dólares, tienen costos elevadísimos o simplemente porque el consumo interno ha caído estrepitosamente y la sobreproducción puede traer serios problemas a futuro.

Por último, este contexto económico es la consecuencia de un plan gubernamental deplorable que lleva adelante Cambiemos y que, según sus testimonios, no hay de qué preocuparse porque viene “mejorando” aunque la realidad marca que nada de eso está sucediendo. Sin ir más lejos, la situación va empeorando poco a poco.

Lectores: 683

Envianos tu comentario