Opinión
Fútbol, política y analogía

El Hat-Trick del presidente

María del Carmen Taborcía, abogada y escritora.

Por María del Carmen Taborcía (*), especial para NOVA

En el fútbol hacer un hat-trick es cuando un jugador marca en un mismo partido tres goles. En español se denomina triplete o tripleta.

Para los puristas o clásicos del balompié el verdadero hat-trick se da cuando un mismo jugador marca, efectivamente tres goles, pero uno con el pie izquierdo, otro con el pie derecho y otro con la cabeza. Dado que esta variante es sumamente complicada de realizar, se ha rebajado el nivel de dificultad para así poder acuñar más veces este término.

Sin embargo, existen ejemplos del verdadero o perfecto hat-trick, uno de ellos fue en la Eurocopa 1984 cuando Michel Platini, capitán de la selección de Francia, consiguió dos perfect hat-trick en los cinco partidos que disputó.

El origen de la expresión en inglés se remonta al críquet, donde se premiaba con un sombrero o con una gorra al lanzador que conseguía la hazaña de eliminar a tres bateadores de manera consecutiva. La traducción literal de hat-trick es: truco del sombrero.

El actual presidente, hombre muy involucrado en el mundo futbolero, por lo tanto conocedor de las habilidades y artificios del juego, supo maniobrar y marcar un triplete.

Se podría decir, forzando un tanto las analogías, que obtuvo un hat-trick perfecto. El primero representado por la expresidente Cristina Fernández (de izquierda), quien sirve de maravillas como oponente en las elecciones, dándole tanta trascendencia a fin de evitar el crecimiento de otros posibles contrincantes.

El segundo personificado por Christine Lagarde (la otra Cristina), directora gerente del Fondo Monetario Internacional (de derecha), a la que acudió en busca de auxilio financiero. Un reaseguro para su gobierno, dado que ante la estruendosa fuga de capitales, necesitaba la inyección del préstamo externo.

Y el tercero encarnado por Cristina la armonizadora (de cabeza). Es así como la maestra budista en sus sesiones, lee, conversa y libera los chakras del presidente con cuencos tibetanos y gongs.

Mundo espiritual, camino del autoconocimiento, sanación, meditación; el presidente con su triplete cristinista busca su propia armonía y felicidad interior.

Tendremos que esperar un tiempo más para saber si el hat-trick del presidente le basta para ganar el partido.

(*) Abogada y escritora.

Lectores: 4629

Envianos tu comentario