Economía y PyMES
Nadie confía en Macri

El emisario del FMI y una realidad innegable: "Los gremios están preocupados por la situación económica"

El Fondo Monetario Internacional está de visita en la Argentina para seguir aumentando la deuda pública nacional. (Dibujo: NOVA)

Luego de que esta tarde los emisarios del Fondo Monetario Internacional (FMI) mantuvieran una reunión con los dirigentes de la Central General de Trabajadores (CGT), los extranjeros llegaron a la conclusión de que "los gremios están preocupados por la situación económica".

Es que el Gobierno en materia económica está haciendo un verdadero desastre. No sólo porque crece en el endeudamiento con el FMI, que pronto hará su tercer desembolso en el país por 10.800 millones de dólares, sino también porque no se ven avances en un montón de otros aspectos, ni siquiera con la ayuda externa.

Por ejemplo, la inflación no frena y el poder adquisitivo de los trabajadores es cada vez menor. Esta fue una de las preocupaciones que planteó la CGT junto a la reforma laboral que pretende llevar adelante Mauricio Macri.

Para colmo, se le pueden sumar varios problemas económicos más: la caída del PBI y la recesión, el desplome de la industria nacional, el cierre de Pymes y comercios día a día, la moneda local que por estos días se ve amenazada nuevamente por la devaluación.

Teniendo en cuenta el desastre que es Macri, el que parece dar la cara por él es el FMI. Esto último porque Roberto Cardarelli, el italiano representante del ente estadounidense en tierras nacionales, aseguró que "todos estamos preocupados" pero que "la situación va a estar mejor".

Recordemos que el FMI se reunió con varios sectores opositores: Juan Manuel Urtubey, gobernador de Salta y precandidato presidencial; Axel Kicillof, ex ministro de Economía; y Roberto Lavagna, posible candidato para las elecciones nacionales y también ex ministro de Economía. Ahora fue el turno de los gremios.

El funcionario del Fondo aseguró que "los gremios están preocupados" pero se mostraron optimistas: "Nosotros creemos que la situación va a estar mejor en 2019, pero claro que siempre hay riesgos", aseveró.

En suma, dio más detalles de lo que se conversó en el cónclave: "Hablamos de la economía real, reformas estructurales, cómo garantizar el crecimiento de la economía argentina, que es fundamental", amplió.

Por último, Cardarelli respecto a la reforma laboral dio un gesto positivo aunque poco creíble: "No se hará ninguna reforma sin un amplio consenso político", dijo. Esto deja en claro no sólo el desastre que es Cambiemos sino que ni siquiera tienen el mando: en Argentina gobierna el FMI y el Presidente es sólo un lindo títere puesto ahí, en la Casa Rosada.

Lectores: 386

Envianos tu comentario