Economía y PyMES
Fue slogan de campaña

Las promesas incumplidas del Gobierno: el doble de asalariados pagan Ganancias respecto a 2015

El Impuesto a las Ganancias aplicado a los trabajadores, jubilados y pensionados se acrecentó en los últimos tres años.

Mauricio Macri durante su campaña electoral de 2015 hizo una promesa, entre muchas otras, que no sólo no cumplió sino que además se agravó: cada vez más trabajadores y jubilados se ven afectados por el pago del Impuesto a las Ganancias.

Fue uno de los grandes estandartes de aquellos días previos a hacerse con el sillón de Rivadavia. Sin embargo, al igual que la “Pobreza cero” y tantos otros incumplimientos, Macri ni siquiera atinó en ningún momento a quitar como había dicho las Ganancias a los trabajadores.

Para colmo, en la actualidad más de dos millones de activos y pasivos tributan Ganancias. Por el contrario, en diciembre de 2015, cuando asumió el Presidente, eran 1.175.000 las personas alcanzadas por el impuesto. Macri no sólo no cumplió sino que además dobló la cifra. 

En suma, se espera que se incremente aún más la cantidad de personas tras las paritarias de este año. Además, 47.600 jubilados y pensionados pasaron en enero a pagar el tributo por la nueva reglamentación de la ANSES que se modificó a principio de año.

Mientras tanto, los judiciales, por ejemplo, aún están exentos de este pago pero pronto podrían comenzar a abonarlo porque estuvo en el radar de la Corte Suprema el tema durante diciembre.

Está claro que el Gobierno pretende recaudar por todos los sectores posibles y esto argumenta los cada vez más excesivos tarifazos en los servicios públicos, las subas en las Ganancias y el aumento de los afectados. 

Así y todo, las cuentas no arrojan números positivos porque el PBI sigue decayendo y continúa la recesión, la inflación estuvo incontrolable el año pasado, la pérdida adquisitiva es aún mayor con paritarias que son escasas y que pretenden serlo también en 2019 con un techo salarial del 23 por ciento.

Sin embargo, la mayor preocupación del Gobierno y sus prioridades pasan por el equilibrio fiscal y no tanto por la calidad de vida de los ciudadanos. La recaudación desenfrenada a cualquier costo para cumplir con los requisitos impuestos por el FMI es la política de Macri.

Lectores: 555

Envianos tu comentario