Política
¿Podrían quedar sin efecto?

La Comisión Interamericana de Derechos Humanos busca ponerle un freno a Bullrich con las Taser

Patricia Bullrich, ministra de Seguridad de la Nación. (Dibujo: NOVA)

Luego de que el Gobierno aplicara el uso de pistolas Taser en la Argentina para las fuerzas de seguridad en sectores de mucha concurrencia, como por ejemplo en aeropuertos, ahora la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) le daría un golpe de efecto negativo a la medida oficialista.

Es que según comunicó la CIDH, finalizó el primer análisis tras la denuncia realizada por H.I.J.O.S Capital y el Observatorio de Derechos Humanos (ODH) porteño contra el Estado nacional por la nueva reglamentación de estas armas eléctricas que son muy criticadas por los distintos organismos.

“El estudio inicial del asunto ha concluido exitosamente” y ahora restaría informarle al Gobierno nacional. Recordemos que en 2016, ambas organizaciones denunciaron al Estado por “la violación de derechos fundamentales contenidos en el Pacto de San José de Costa Rica y la violación del deber del Estado de prevenir la tortura, mientras no se prohíba la utilización de las armas tipo Taser X26”.

Para colmo, desde el Ministerio de Seguridad de Patricia Bullrich aprobaron la compra de 300 unidades las distintas fuerzas, principalmente para la Policía de Seguridad Aeroportuaria.

La ODH elevó un pedido de informes a los gobiernos de la Ciudad y al Ministerio de Seguridad nacional. Le consultó el proceso administrativo que habilitó la compra, la capacitación del personal y protocolos. Además, el desembolso que se tuvo que hacer para abonarlas, alrededor de 3000 dólares por cada una.

Por último,“hasta tanto se logre el pronunciamiento de la CIDH, los tres poderes del Estado argentino deben tomar las medidas efectivas para evitar todo tipo de violación de derechos, abuso, maltrato o pena inhumana o cruel por parte de las Fuerzas de Seguridad”, concluyó la Comisión poniéndole un pequeño freno a su política represiva.

Lectores: 497

Envianos tu comentario