Política
Macri no los convence

Tras la cumbre, los gobernadores no aflojan y piensan en desdoblar

María Eugenia Vidal, Gerardo Morales y Alfredo Cornejo, los gobernadores que no quieren unificar con Mauricio Macri las elecciones. (Dibujo: NOVA)

Entre los tires y aflojes del radicalismo con el PRO por la confección de las listas provinciales, Mauricio Macri tuvo su cumbre con Gerardo Morales, gobernador jujeño, Horacio Rodríguez Larreta, jefe de Gobierno porteño, y Alfredo Cornejo, gobernador mendocino y presidente de la UCR. Al parecer, por el momento, no hay acuerdo de unificación de las elecciones.

Lo cierto es que el Presidente los recibió en Villa La Angostura, en el barrio privado Cumelén, donde se hospeda desde fines del año pasado. Allí el gran tema a tocar era la estrategia nacional versus la provincial de cara a los comicios 2019.

Macri está preocupado por las elecciones y también por la cantidad de internas que hay en Cambiemos, muchas de sus provincias podrían desdoblar los comicios y esto afectaría al humor del mandatario.

La estrategia concretamente la tienen en mente Cornejo y Morales en sus provincias y también María Eugenia Vidal, quien no dijo presente pero que mantuvo (y esquivó) charlas con Marcos Peña mientras se encuentran más cercanos a la costa atlántica.

Con una idea más vaga, pero que evaluaba, Larreta pensaba lo mismo para el territorio capitalino: ¿conviene o no conviene desdoblar? Era la pregunta que pasaba por su cabeza aunque difícilmente iba traicionar las aspiraciones de su amigo. Él no desdobla.

Entonces, en medio de la discusión central que atraviesa a Cambiemos por estos días, se llevó a cabo la cumbre cordillerana donde Macri intentó convencer a sus colegas radicales pero que, por el momento, solo se llevó un “seguimos hablando hasta marzo”. De esta manera, continuarán las arduas negociaciones a contrarreloj.

Para colmo, de obtener una respuesta positiva de los gobernadores, Macri podía presionar a la única “rebelde” que quedaba: ni más ni menos que Vidal que es poseedora de distritos claves para la reelección.

Todo este escenario, además, está atravesado por las discusiones internas de Córdoba y Mendoza donde los líderes de la UCR y el PRO no se ponen de acuerdo para confeccionar las listas de candidatos.

Al parecer, la preocupación de Macri va creciendo cada vez un poco más porque, de separar las boletas, perdería un caudal de votos importantes como por ejemplo en Buenos Aires. El objetivo es que las elecciones provinciales traccionen a las presidenciales de octubre.

Lectores: 632

Envianos tu comentario