Política
¿Macri baila solo?

El radicalismo exigiría el oro y el moro a cambio de no desdoblar las elecciones en las provincias que administra

Los dirigentes de la UCR meten presión para lograr acuerdos y negociar no adelantar las elecciones. (Dibujo: NOVA)

De vacaciones, como pasa a menudo, pero no tan feliz se lo ve al presidente Mauricio Macri en Villa la Angostura. Es que en su entorno más próximo –Jaime Durán Barba y Marquitos Peña Braun- existe una honda preocupación. Por primera vez, la estrategia de polarización que le permitió surfear las crisis y el tsunami económico provocado por su gestión, parece a punto de naufragar.

Y es que en tanto las filtraciones que llegan desde el bunker de Cristina Fernández de Kirchner parecen confirmar su paso al costado como candidata en las elecciones de 2019, sus principales jugadores –los gobernadores María Eugenia Vidal (Buenos Aires), Alfredo Cornejo (Mendoza) y Gerardo Morales (Jujuy)- se muestran convencidos de adelantar las elecciones provinciales para blindarse frente a la condición de “piantavotos” que ya todos le adjudican, sin cuidarse demasiado en las formas. Del póker de ases que tenía en la mano sólo Horacio Rodríguez Larreta, a quien le da lo mismo ir con boleta larga, corta o mediana, porque sabe que en la CABA tiene la vaca atada.

La decisión de Vidal de confrontarlo fue un verdadero golpe de knock out, del que no ha podido recuperarse, y continúa groggy. Mucho peor cuando el anuncio vino precedido de la confirmación de que Emilio Monzó desistirá de continuar en Cambiemos y Rogelio Frigerio saliera a avalar a la gobernadora, afirmando que no tendría impacto en la candidatura de Macri. Con lo que, a ojos de cualquier experto, equivale a decir que Macri ha caído tan bajo en la consideración pública que Vidal no podría sumarle ni un solo voto, pero que los votos de Vidal podrían derrumbarse como un castillo de naipes en la eventualidad de compartir una boleta larga con el actual presidente. Para muchos, las declaraciones del Ministro del Interior equivalieron a una confirmación de que, en realidad, no es un Ministro de Cambiemos, sino un Embajador del Alternativa Federal dentro del Gobierno. 

Desesperado por la eventualidad de hacer un papelón electoral en caso de que los adelantos electorales se confirmen, Macri citó para este viernes en Villa La Angostura a Cornejo y a Morales al Country Cumelen, para tratar de convencerlos de rever su decisión. Pero los radicales dudan, y mucho, de la estrategia a adoptar, en tanto se les sigue negando la posibilidad de completar la fórmula presidencial o definir la candidatura presidencial de Cambiemos a través de las PASO.

En el caso de los gobernadores de Mendoza y Jujuy tienen en claro que no precisan en absoluto de Macri para renovar sus mandatos, y que incluso tendrían una perfomance mucho mejor si diferenciaran los actos electorales.  Pero, como es sabido, en política todo puede negociarse, y la pregunta radica en saber qué les ofrecería el presidente a cambio de mantener unificadas las fechas, y así dejar aislada a Vidal.

Tan grave es el efecto piantavotos que le adjudican al presidente que en la otra provincia que gobierna Cambiemos, Corrientes, donde no se eligen este año gobernador ni intendentes, Gustavo Valdés está decidido a adelantar los comicios legislativos, en previsión de los daños que prevé de una elección unificada.

Pese a los cortocircuitos permanentes que existen en su relación, al día de hoy la única dirigente de peso de los aliados del PRO en Cambiemos que insiste en su convencimiento de que “Cambiemos no desdobla”, y así lo hizo saber públicamente, luego de reunirse este jueves con Marquitos Peña Braun. El encuentro tuvo un tono cordial, pero previamente la chaqueña le hizo morder el polvo al “pibe de oro”, cuyos méritos sólo parece percibir el primer mandatario: lo obligó a trasladarse a su vivienda en Exaltación de la Cruz, invirtiendo el protocolo aceptado de que son los legisladores, y no los Jefes de Gabinete, los que deben trasladarse al lugar y fecha que se les fije.

La reunión podría ser determinante para despejar el laberinto político de Cambiemos, aunque no sin que Macri deba pagar un alto costo, ya que en los corrillos se afirma que le exigirían a cambio de ceder a sus deseos la Vicepresidencia, y una generosa participación en las listas de legisladores, y la cesión de varias Ministerios y Secretarías para los dirigentes del Partido de Além e Yrigoyen.

Lectores: 1229

Envianos tu comentario