Judiciales y Policiales
También quieren saber si está loco

Investigan si cometió otros ataques el joven detenido por el supuesto crimen homofóbico

Tomás Cerletti será sometido a controles psiquiátricos para determinar su estado de salud mental y si es necesario que se le suministre alguna medicación.

Tomás Cerletti, de 22 años, detenido por el crimen a puñaladas y patadas de un hombre el fin de semana cerca de la Terminal de La Plata será sometido a controles psiquiátricos para determinar su estado de salud mental y si es necesario que se le suministre alguna medicación, mientras los investigadores intentan determinar si el sospechoso fue el protagonista de al menos un ataque más ocurrido en el 2013, informaron fuentes judiciales.

El fiscal a cargo de la causa, Marcelo Romero, solicitó en las últimas horas que Cerletti, detenido por el crimen de Walter Chirino (49), sea sometido a un control psiquiátrico para que se establezca "si es necesario que sea sometido a algún tratamiento con mediación".

"Desde la instrucción penal de la causa se pidió que lo revise un médico psiquiatra para ver qué medicación necesita ya que el papá del acusado se acercó a la comisaria a decir que él necesitaba medicación", dijo una fuente judicial, que aclaró que el peritaje psiquiátrico formal se realizará más adelante con la participación de peritos de parte.

El hecho ocurrió en la madrugada del sábado en calle 2, entre 41 y 42, de La Plata, adonde se trasladaron efectivos del Comando de Patrullas local después de ser alertados sobre la presencia de un hombre gravemente herido en la cabeza, en la espalda y en el torso.

Al arribar al lugar, los efectivos constataron que la víctima, identificada como Walter Chirino, estaba tendida en el suelo, por lo que fue trasladada al Hospital San Martín donde murió a raíz de las heridas sufridas.

Los pesquisas policiales siguieron rastros de sangre que había en la calle en la que había sido atacado Chirino que los condujeron hasta un domicilio situado en la calle 41 al 469, entre 2 y 3, que fue registrado por disposición del fiscal Romero, presente en la escena.

Allí, los policías apresaron a Cerletti y a su padre, Fabián (62), quien posteriormente fue excarcelado, aunque quedó imputado de tenencia de arma ya que en su casa se hallaron una carabina 22, una escopeta calibre 12, un revólver 22, todas sin numeración; una pistola, tres cargadores, proyectiles y dos rifles de aire comprimido, detallaron los voceros.

Romero obtuvo las imágenes de las cámaras de seguridad de la zona en las que quedó registrado el ataque donde a lo largo de un minuto se ve cómo Chirino es atacado decenas de veces a puñaladas en la espalda, la cabeza y el torso, aun cuando ya se encontraba herido en el suelo.

Cerletti fue alojado en la comisaría segunda de La Plata, donde permanecía este mediodía.

"La hipótesis de que el crimen haya sido por homofobia, ante un supuesto piropo de la víctima hacia el agresor, no está firme ya que surge de los dichos de un testigo alojado en la comisaría", dijo una fuente de la investigación.

Agregó que "lo que se ve en los videos de las cámaras es a los dos merodeando la zona, y no hay elementos más de lo que escuchó ese testigo dentro de la comisaría".

De acuerdo al análisis que realizaron los investigadores en las redes sociales, el detenido manifiesta "desprecio por la Iglesia y simpatía por grupos anarquistas, pero no hay elementos que lleven a tener la hipótesis de un crimen por homofobia como válida por ahora".

Por otra parte, los pesquisas intentan establecer si Cerletti fue el protagonista de otra agresión similar ocurrida en 2013. Es que, en las últimas horas, una mujer de nombre Patricia denunció en declaraciones a los medios que su hijo fue víctima de Cerletti ese año, cuando lo golpeó "salvajemente".

"Se acercó a mi hijo y le dijo 'Te voy a matar'", relató la mujer, quien agregó que al momento del ataque el hombre portaba un cuchillo.

"Un vecino lo vio y llamó al 911 e hicimos la denuncia por lesiones, mi hijo lo conocía porque habían ido juntos a primer año del secundario de Brandsen, habían tenido trato, no una amistad, pero un trato cordial. Mi hijo después de haberlo tratado un tiempo empezó a alejarse porque lo sentía raro", subrayó Patricia, quien podría ser llamada a declarar en esta nueva causa.

Este lunes al ser indagado, Cerletti insultó al fiscal y se negó a declarar. “Vos sos un sorete”, le dijo el imputado a Romero, quien lo acusó de “homicidio calificado por ensañamiento y alevosía”.

Luego de ese insulto, el sospechoso fue retirado del despacho con custodia, mientras que la jueza de Garantías Marcela Garmendia dispuso que continúe detenido hasta que se resuelva su situación procesal.

Lectores: 1101

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: