La Provincia
La dictadura de Vidal, Ritondo y Ferrari

Operativo Sol: se retrasaron con los pagos a penitenciarios y amenazaron con sancionar a aquellos que reclamen

Tres penitenciarios patrullando las playas de Mar del Plata. (Foto: NOVA)

Desde el Servicio Penitenciario Bonaerense, reclamaron que los últimos orejones del tarro siempre son sus agentes. Y un fiel reflejo es el Operativo Sol: además de trabajar lo mismo que los policías y cobrar menos, hubo atrasos e incumplimiento en relación al salario.

Fueron varios los trabajadores que se volvieron a comunicar con la Redacción de NOVA para denunciar el incumplimiento del acuerdo: “Tenían que pagarnos cada 15 días una suma cercana a los 14900 pesos pero nunca sucedió, nos abonaron mucho menos y con grandes atrasos”.

Asimismo, aseguraron que fueron amenazados por sus superiores: “Si hacen algún tipo de reclamo, van a haber represalias, como sumarios y despidos, así que bánquensela”, habría sido la advertencia de los funcionarios penitenciarios.

A su vez, penitenciarios de larga trayectoria se mostraron en disconformidad con que agentes cumplan el rol de prevención en las calles, función que no se ajusta a la ley y a la misión que le dio la sociedad a la institución, que es el tratamiento y custodia de personas detenidas en las cárceles.

Como publicó esta Agencia de Noticias durante el inicio de la temporada, en el anuncio del Operativo Sol 2018, ni la gobernadora María Eugenia Vidal ni el ministro de Seguridad Cristian Ritondo mencionaronel aporte del Servicio Penitenciario Bonaerense para esta nueva temporada de verano. Hablaron de la Policía como institución, de los patrulleros 360°, de las motos de agua, de los helicópteros y de las  cámaras, pero nunca de los agentes del SPB, ninguneo que también se reflejó en el salario.

Como todos los años, el SPB envió personal para cubrir el operativo estival a lo largo y ancho de la costa atlántica, desarrollando el mismo trabajo y similar carga horaria que los efectivos policiales de calle. Sin embargo, a la hora de recibir la retribución, el penitenciario cobra 30% y hasta 50% menos.

Los mismos agentes que están cumpliendo con su deber, alejados de sus familias, con la necesidad de hacer un “mango” más, reconocen que le parece absurda esta discriminación salarial, aunque es habitual, ya que otros años sucedió lo mismo.

A su vez, explicaron que hubo retrasos en el cobro de los viáticos, dinero que los efectivos destinan a los alquileres, la comida y el resto de los gastos cotidianos: “Hubo compañeros que no tenían donde dormir, porque habían mandado sus salarios a las familias y no le depositaron el dinero de viáticos, pero no se puede reclamar porque te bajan del Operativo”. Una vez más, el ministro de Justicia Gustavo Ferrari brilló por su ausencia.

Por otro lado, puertas para adentro, muchos penitenciarios que se quedaron sin poder participar del Operativo Sol denunciaron que siempre van los mismos y hay muchos casos de acomodo: “Discriminan por Unidad, si tu Director tiene buena relación con los funcionarios de turno, puede meter una buena cantidad de vigis. Hay Unidades que no llevaron ni un agente”, explicó un penitenciario en diálogo con NOVA.

También, filtraron a aquellas personas que están excedidas de peso, ya que al no estar en un óptimo estado físico, no iban a poder desenvolverse correctamente y cumplir la función asignada.

Lectores: 2230

Envianos tu comentario

Nombre:
Correo electrónico :
Comentario: