Judiciales y Policiales
Mató a una pareja de novios en el 2000

Puán: vecinos exigen que echen a un asesino que recibió arresto domicialiario

Gustavo Ravainera fue condenado a prisión perpetua por el asesinato de María Victoria Chiaradía y Horacio Iglesia Braun.

Gustavo Ravainera, condenado a prisión perpetua por el asesinato de María Victoria Chiaradía y Horacio Iglesia Braun, fue beneficiado en las últimas horas con arresto domiciliario por una enfermedad terminal.

La decisión tomó por sorpresa a los vecinos de Villa Iris, y también los llenó de indignación: no quieren convivir con un asesino y por eso marcharon este jueves por la tarde hacia la ex terminal para exigir que lo echen.

Ravainera tiene un cáncer terminal de pulmón y los médicos advirtieron que el encierro de la cárcel no es el ámbito adecuado para atravesar su enfermedad, por lo cual el juez de Ejecución Claudio Brun autorizó que viva en una casa de la zona, monitoreado por una pulsera electrónica.

“No me interesan los argumentos del juez ni de los profesionales. Es un asesino y debe estar en la cárcel”, dijo Roberto Chiaradía, padre de María Victoria.

El doble crimen de los novios

La noche del 27 de agosto de 2000 Horacio fue a visitar a una amiga que cumplía años y después pasó a buscar a su novia, María Victoria. Los secuestraron. Primero los llevaron hasta Tornquist y luego a un monte cercano a Coronel Suárez.

El 4 de septiembre encontraron sus cuerpos. Los habían matado de dos balazos en la nuca para robarles el auto, desmantelarlo y colocar las partes en el mercado ilegal.

En 2003 hubo tres sentenciados por el doble crimen, pero la investigación siguió y dio con otras tres personas. Solo Ravainera resultó condenado, después del testimonio de dos testigos de identidad reservada que aseguraron que “se sacó y mató a los chicos”.

Lectores: 677

Envianos tu comentario