Judiciales y Policiales
Se llevaron demorados a padres

Como en las peores épocas: la Bonaerense irrumpió en una vigilia que se estaba realizando en el Nacional de San Isidro

Producto del operativo, la Bonaerense se llevó a dos padres detenidos y desalojó a los estudiantes.

Un episodio lamentable sucedió en las últimas horas de la noche del pasado martes, en donde un grupo de estudiantes del Colegio Nacional de San Isidro realizaba una vigilia en las instalaciones del establecimiento, como medida en favor de la legalización del aborto, entre otras cosas. La iniciativa había sido votada en una asamblea desarrollada en horas de la tarde.

En ese marco, efectivos de la Policía Bonaerense emularon las peores épocas que nos remontan a la última dictadura militar: irrumpieron en la institución y desalojaron a padres, alumnos y docentes que se encontraban realizando una vigilia. A pesar del intento de impedir el ingreso, los uniformados entraron a la escuela con armas largas y de forma intimidatoria.

Anteriormente a esa medida extrema, les habían cortado la luz y el gas a los alumnos que se encontraban dentro de la institución realizando una toma pacífica para exigir el aborto legal y para manifestarse en contra del código de vestimenta. Según se supo, producto del operativo, hubo dos padres que terminaron demorados.

El director del colegio y también profesor de Biología, Oscar Buash, habría sido quien llamó a la policía minutos después de haberse votado la vigilia en asamblea, para que intervenga, y junto al portero de la tarde les habría prohibido la entrada a los estudiantes, algo que provocó forcejos entre los padres que apoyaban la decisión de sus hijos.

En un comunicado, el Centro de Estudiantes del Nacional expresó: "Rechazamos totalmente su accionar y manifestamos que estas muestras de poder y presión no son aisladas, si no que pasan y están sucediendo en otros colegios. Destacamos también los intentos para obstaculizar el plan de vigilia cortando luz, agua y gas y suspendiendo clases”.

Al mismo tiempo señalaron responsabilidades: “Sin adjudicárselo a nuestros directivos, si no a la jefatura de inspectores que baja una clara línea de impedimento a la organización de estudiantes ante las actuales problemáticas. Llamamos a compartir esta versión de los hechos, que afortunadamente no implica a heridos, ni menores detenidos, pero sí a un ataque a nuestra comunidad".

Lectores: 1822

Envianos tu comentario